Opinión Bolivia

  • Diario Digital | viernes, 07 de mayo de 2021
  • Actualizado 18:45

SEDES descarta hacer protocolo para consumir de dióxido de cloro

El director del Servicio Departamental de Salud, Yercin Mamani, explicó que lo máximo que harán es un manual para su uso como desinfectante, pero no como medicamento para tratamiento humano.

Farmacia Cloro
La venta de dióxido en una farmacia de la plaza 14 de Septiembre de Cochabamba. DICO SOLÍS
SEDES descarta hacer protocolo para consumir de dióxido de cloro

El Servicio Departamental de Salud, SEDES, descartó diseñar un protocolo para el consumo y tratamiento del dióxido de cloro para combatir el coronavirus. “Lo máximo que haremos será un manual para su uso como desinfectante, que es lo único que se conoce sobre este elemento”, dijo el director Yercin Mamani.

Así respondió la autoridad de salud a la Ley de “Producción y distribución gratuita y supervisada de dióxido de cloro” sancionada por la Asamblea Legislativa Departamental de Cochabamba la noche del miércoles 22 de julio.

En los artículos 7 y 8 de la norma aprobada, le otorga al SEDES la responsabilidad de elaborar, aprobar y poner en vigencia un protocolo para el uso del dióxido de cloro en los hospitales de primer, segundo y tercer nivel tanto del sistema público, privado y de la seguridad social. “Tomará en cuenta cantidades y tiempos de suministro del dióxido de cloro, en enfermos con coronavirus (COVID-19) y de manera preventiva cantidades y ritmo de suministro del dióxido de cloro para aquellas personas que hayan tenido contacto por riesgo de contagio”.

Además le da la tarea de elaborar, aprobar y socializar el formulario de consentimiento informado en formato electrónico y físico para las personas infectadas con el coronavirus (COVID-19) y las que han tenido contacto y/o riesgo de contagio, con pleno e informado consentimiento del interesado o en su defecto, con autorización de sus familiares.

Le instruye también “elaborar un protocolo de seguimiento y control de la producción, distribución y de los resultados del uso del dióxido de cloro”.

La norma propuesta por la Comisión de Salud de la Asamblea responsabiliza al SEDES la capacitación al personal médico sobre el uso “por vía oral y vía intravenosa en enfermos con el coronavirus (COVID-19), cumpliendo el protocolo de atención y tratamiento”.

Otra de las disposiciones señala que se deberá instalar un laboratorio o hacer convenios con universidades para la producción del químico

El documento fue enviado a la Gobernación para su promulgación y publicación.

RESPUESTA DEL SEDES La Asamblea sancionó la norma a pesar de que este compuesto no está autorizado para su uso e incluso el Ministerio de Salud advirtió de sus riesgos.

La ministra de Salud, Eidy Roca, incluso señaló que en el país se presentaron muertes por intoxicación por el consumo del desinfectante.

Ayer, el director del SEDES, Yercin Mamani, respondió: “Como ente de salud nuestras políticas se alinean a las recomendaciones del Ministerio de Salud. No será sencillo (elaborar un protocolo), es más, no será posible”.

Agregó que por ello asume que lo único que se generará es un manual sobre su uso como desinfectante. “Tendremos que hacer manuales para su uso como desinfectante, que es lo único que se conoce sobre este elemento”.

Ratificó que la posición del SEDES es neutral. ”Al ser un ‘desinfectante’ y ‘no’ un medicamento, no es tuición nuestra limitar su venta, menos promoverla porque no está comprobado ‘ningún’ mecanismo fisiopatológico por el cual se explique algún efecto de este desinfectante frente a la COVID-19”.

Mamani se refirió a que el consumo del desinfectante por los contagiados causa lesiones graves e incluso la muerte en Pando, según reportes de prensa.

En su cuenta de Facebook mostró la imagen de un esófago dañado por haber ingerido el químico: “Es una lesión química del esófago por haber ingerido dióxido de cloro. Es una endoscopia del 9 de julio (si no me equivoco) donde se muestra una lesión global de la mucosa del esófago de esa paciente, eso podría ser muy grave si no se trata a tiempo e incluso llevar a una cicatrización del esófago con un cierre del conducto a largo plazo”

Explicó que esa es una complicación menor porque intoxicaciones graves han llevado a falla hepática fulminante y accidente cerebrovascular”

En tanto, el responsable de Epidemiología del SEDES, Rubén Castillo, señaló que la institución en ningún momento recomendaron el uso de dióxido de cloro, pese a la aprobación de la Asamblea Departamental.

“No tiene ninguna información científica con respecto a su efectividad, no lo vamos a recomendar. A nivel mundial en ningún lugar tampoco se recomienda. Nosotros no vamos a hacer”.

Aseguró que para realizar un estudio que avale su uso se debe realizar investigaciones en base a un modelo científico para lo que se necesita mucha gente y tiempo para ver su efectividad. “No es simplemente la experiencia (testimonio) de una persona para decir que sirve. Se necesita tiempo y representa un costo para investigar”.

Hasta el 22 de julio se presentaron 6.887 casos contagiados, 526 fallecidos, 150 sospechosos y 1.531 recuperados.

MINISTERIO DE SALUD En tanto, la ministra de Salud, Eidy Roca, señaló que han llegado muchos pacientes a los hospitales con síntomas claros de intoxicación por haber consumido dióxido de cloro e incluso hay fallecidos por esa causa. Expresó que no hay evidencia científica de que este compuesto haya logrado curar a pacientes de coronavirus.

“No tenemos evidencia científica de que el dióxido de cloro haya logrado la curación de un paciente grave hospitalizado o en terapia intensiva, lo que sí hemos tenido es casos que han llegado a fallecer al hospital por antecedentes de haber utilizado dióxido de cloro”, dijo la ministra al periodista John Arandia, del Grupo Fides.