Opinión Bolivia

  • Diario Digital | jueves, 02 de julio de 2020
  • Actualizado 18:56

SEDES considera que Alcaldes del eje cumplieron en 80% compromisos asumidos para cuarentena

Los gobiernos municipales tienen el compromiso de haber realizado la compra de pruebas rápidas e inmunológicas para sus centros de salud, definir sus áreas de aislamiento y concretar el transporte y estipendio para los voluntarios de las brigadas médicas que harán rastrillaje para identificar casos COVID-19.

Militares descargan camas para instalar un centro de aislamiento en el campo ferial de Alalay
Militares descargan camas para instalar un centro de aislamiento en el campo ferial de Alalay
SEDES considera que Alcaldes del eje cumplieron en 80% compromisos asumidos para cuarentena

El número de centros de aislamiento para Cercado y la falta de pruebas rápidas son las deficiencias encontradas ayer, luego de la reunión de evaluación de compromisos de los municipios del eje metropolitano para la cuarentena rígida que rige hasta el 10 de julio, informó el director del Servicio Departamental de Salud (SEDES), Yercin Mamani, quien estimó que el cumplimiento llega al 80%. No acudieron a la cita los alcaldes de Colcapirhua, Tiquipaya y Sipe Sipe.

Sobre las pruebas rápidas para descartar casos sospechosos de COVID-19, señaló que los alcaldes asistentes (de Cercado, Quillacollo, Sacaba y Vinto) informaron que la compra ya fue adjudicada, pero el material aún no les fue entregado.

Sobre los centros de aislamiento, todos los municipios cuentan con estos espacios, pero hay casos en los que el número de camas es insuficiente. Es el caso de Cercado que tiene un centro con 96 camas. El alcalde José María Leyes informó que prevé habilitar otro con 100 camas en un hotel.

Quillacollo tiene un centro con 100 camas, Sacaba uno con 45 y Vinto con 15 con la perspectiva de habilitar otro más con 60 camas.

En cuanto al reclutamiento de voluntarios para conformar las brigadas de rastrillaje a domicilio, Cercado tiene más de 500 y Quillacollo tiene 80. El SEDES cuenta con aproximadamente 200 internos de las carreras de Medicina, Odontología y Enfermería, quienes harán su servicio social rural obligatorio por tres meses. Sacaba y Vinto no lograron captar voluntarios.

Dijo que se continuará trabajando en la implementación de centros de aislamiento, uno de ellos es el que dentro de unos días estará en funcionamiento en el campo ferial de Alalay, donde unas 200 camas estarán disponibles en un trabajo concurrente entre los tres niveles de gobierno.

Las camas llegaron ayer de Santa Cruz y fueron gestionadas por el ministro de Gobierno, Arturo Murillo, quien anunció que hoy llegarán otras 110.

Mamani añadió que entre el Gobierno central y el departamental gestionaron otro centro de aislamiento en la Villa Sudamericana para unas 250 camas, donde ya tienen la autorización de la OTB que mostraron buena disposición; pero no pueden avanzar debido al conflicto con los “autoconvocados” que se oponen. “Ni siquiera están identificados, no tienen un representante con el que podamos dialogar”.