Opinión Bolivia

  • Diario Digital | lunes, 15 de agosto de 2022
  • Actualizado 18:49

SE IMPLEMENTARÁ EN 2022

Saneamiento de Alalay demandará 6 meses; ya hay proyecto de red de agua

La Dirección de Medio Ambiente de la Alcaldía implementará obras para el traslado de agua de Misicuni hasta la laguna que, en la actualidad, está contaminada.
La limpieza de la laguna Alalay, a cargo del PLANE, en días recientes. DICO SOLÍS
La limpieza de la laguna Alalay, a cargo del PLANE. DICO SOLÍS
Saneamiento de Alalay demandará 6 meses; ya hay proyecto de red de agua

El saneamiento de la laguna Alalay demandará seis meses y ya existe un proyecto de red para el traslado de agua de Misicuni hasta el área ecológica.

A finales de octubre, uno de los peores incendios registrados en el lugar quemó decenas de hectáreas de totorales, lo que sumó negativamente a la situación crítica de contaminación del vaso de agua.

La laguna está situada en la zona este y es una de las pocas, junto a las de Coña Ciña y Quenamari, que hay en la ciudad.

El alcalde Manfred Reyes Villa informó que ya se concluyó el proyecto, que permitirá contar con agua limpia de Misicuni en Alalay.

“Vamos a tener constantemente agua y la sacaremos por la serpiente negra”, sostuvo.

Por otro lado, dentro del plan de salvataje de la laguna, considerando que este 2021 ya concluye, la autoridad manifestó que el saneamiento se realizará en 2022 y que demandará alrededor de seis meses.

El gerente general del Servicio Municipal de Agua Potable y Alcantarillado (Semapa), Luis Prudencio, detalló que el líquido elemento que llega desde Misicuni tiene tres etapas: Jove Rancho – Saloneo, Saloneo – Cala Cala, que ya existen; y la tercera será la que se construirá desde Cala Cala hasta Alalay.

El proyecto está a cargo de la Dirección de Medio Ambiente de la Alcaldía.

Prudencio detalló que se podrá disponer de 170 litros por segundo, añadió que trabajarán con un anillo de seguridad en el espejo de agua, para evitar mayor contaminación.

El Alcalde expresó que, al concluir el saneamiento, comenzará la segunda fase. El proyecto se complementará con la escultura de un rostro de mujer de 30 metros de alto, que dará lugar a la oxigenación del agua a través de la cabellera.

La segunda fase incluye obras de mejoramiento del ecosistema y el aspecto turístico.