Opinión Bolivia

  • Diario Digital | miércoles, 01 de febrero de 2023
  • Actualizado 00:52

Salud registra niños de 5 a 9 con depresión y ansiedad en 2020-2021

Previo a estas gestiones, el sistema sanitario público no había reportado estas afecciones en personas de tan corta edad como los infantes.
Cifras sobre atención de salud mental en el sistema público. ISMAEL ESCOBAR
Cifras sobre atención de salud mental en el sistema público. ISMAEL ESCOBAR
Salud registra niños de 5 a 9 con depresión y ansiedad en 2020-2021

Los episodios de ansiedad y estrés incrementaron en Cochabamba, hasta el punto de registrar estas afecciones en niños de 5 a 9 años en lo que se refiere al sistema público de salud, en el periodo comprendido entre las gestiones 2020 y 2021, que coincide con las cuarentenas a causa de la COVID-19.

Así lo informó la Secretaria de Salud de la Gobernación de Cochabamba, Daysi Rocabado, a tiempo de señalar que estas afecciones son, por lo general, estigmatizadas o desconocidas por los padres de familia y abuelos en los hogares.

Según el detalle de los registros, en 2020 se registraron 15 niños con episodios depresivos y 33 con ansiedad; en 2021 se reportaron 10 casos de depresión y 33 de ansiedad.

En personas adultas, las cifras de afecciones mentales también se incrementaron, sobre todo en el grupo de los adultos mayores y en el de los adultos de entre 20 y 39 años.

EN BOLIVIA

A nivel nacional, los datos registrados en cuanto a estas afecciones en 2017 muestran que la prevalencia de la ansiedad era del 3.1% y de la depresión del 4.2%. Para la gestión 2020 – 2021, ambas aumentaron al 9.8% y 7.4% respectivamente. Esto se ubica por encima de la media de los países latinoamericanos.

El primer semestre de 2022, se contabilizó 34.507 casos respecto a patologías como trastornos de conducta, depresivos, ansiedad, psicóticos, consumo de sustancias psicoactivas y episodios de epilepsia, según datos recogidos del Sistema Nacional de Información en Salud (SNIS).

Sin embargo, los datos exactos de atención de este tipo de afecciones en el sistema privado de salud o en los seguros de salud a corto plazo no se registran, o no suelen publicados.

ESTIGMA Según experiencia de los propios psicólogos, la salud mental es todavía un estigma en la sociedad boliviana y el medio cochabambino, en los cuales las personas que manifiestan necesitar ayuda psicológica son tildados de “locos” o “raros”.

La psicóloga Marcia Garamendi lamenta que el rechazo hacia estos pacientes persista en la sociedad y que, en muchas ocasiones, la falta de ayuda haya tenido consecuencias fatales en los pacientes.

ATENCIÓN GRATUITA

El Servicio Departamental de Salud (SEDES) ahora cuenta con una Subunidad de Atención en Salud Mental, a través de la cual se coordina la atención gratuita a estos pacientes, de momento en los centros de salud de la red de Cercado.

Cochabamba estrenó hace poco el Plan Departamental de Salud Mental, un documento que guía las acciones a tomar en cuento a este campo de la salud que por muchos años estuvo relegada.