Opinión Bolivia

  • Diario Digital | miércoles, 24 de febrero de 2021
  • Actualizado 13:34

El riesgo de comprar pruebas para coronavirus por internet

El SEDES pone como requisito de autorización a los laboratorios que solo procesen pruebas solicitadas por médicos. El falso negativo es uno de los principales peligros que se corre.

El riesgo de comprar pruebas para coronavirus por internet

Falsos negativos, material manipulado inadecuadamente o falta de adecuado criterio profesional son algunos de los riesgos que se corren al comprar pruebas para coronavirus que se ofrecen por internet y en redes sociales, alertan tres profesionales. El Servicio Departamental de Salud (SEDES) publicó el jueves la lista de laboratorios autorizados y uno de los requisitos es que solo se practiquen cuando sean solicitados por un médico.

“Pruebas rápidas en sangre para COVID-19, con certificación europea, chilena y brasilera, por mayor y menor. El precio depende de la cantidad”, Pruebas rápidas por unidad a 170 bolivianos, en sangre y plasma. Alta confiabilidad”, “Pruebas en caja de 25 unidades a 4.800 bolivianos, se venden en caja cerrada porque el reactivo viene para las 25 pruebas y no se puede dividir (…), su funcionamiento es similar al de los test de embarazo”, “Pruebas a domicilio, 490 bolivianos”, son algunas de las ofertas que circulan en las últimas semanas en redes sociales.

El abanico de precios y la rapidez que se ofrecen son llamativos, considerando la escasez de pruebas, la dificultad para realizarlas y el tiempo de espera para tener el resultado. Las pruebas rápidas manejadas fuera de un laboratorio pueden ofrecer falsos negativos, el paciente no recibe asistencia médica y contagia a su entorno, explica el salubrista y epidemiólogo Fernando Rocabado.

La responsable de Laboratorios del SEDES, Shirley Lazcano, afirma que los riesgos para los pacientes son muy grandes. “Estos estudios deben ser hechos por un profesional bioquímico, no se pueden hacer en casa y sin criterio médico. Si no se hacen bajo requerimiento, no hay continuidad y seguimiento al paciente”.

Desde el 6 de junio, las pruebas rápidas y su realización en laboratorios privados están incluidas en el protocolo de diagnóstico del coronavirus. Esto puede ser aprovechado por quienes introducen pruebas de contrabando para su venta libre. Advirtió que los test a través de una gota de sangre de la punta de los dedos no ofrecen resultados seguros.

Michael Andrade, representante del laboratorio privado Identigene, dijo que el país tiene un protocolo de seguridad para las pruebas y los primeros tres controles básicos que se exige es que tengan la aprobación de la FDA (Administración de Medicamentos y Alimentos de EE.UU., por sus siglas en inglés), de la Comunidad Europea y en Bolivia debe tener registro de la Agencia Estatal del Medicamento (Agemed).

Las pruebas también requieren cuidado en su manipulación porque necesitan una temperatura constante y los reactivos requieren refrigeración. “No es recomendable adquirir pruebas sin supervisión, hay controles de calidad que se deben seguir y estas ofertas no dan garantías”.

Fiabilidad

Los test a través de una gota de sangre de la punta de los dedos no ofrecen resultados seguros, explica la responsable de Laboratorios del SEDES, Shirley Lazcano.

Autorización

Los laboratorios autorizados para hacer pruebas COVID-19 firmaron un compromiso para procesar solo las solicitadas por un médico.

Operativos

El SEDES intervino en los últimos días dos lugares que ofrecían pruebas por internet, según la responsable de Laboratorios, Shirley Lazcano, uno en La Chimba y otro un centro médico en la calle Antezana. Este último no tenía autorización de funcionamiento, hecho que agravó su situación y recibió multas de tres instancias. Lazcano aplicó una multa cercana a los 4.000 bolivianos.

Pruebas

Hay dos condiciones que deben reunir las pruebas: sensibilidad y especificidad. La primera es la capacidad para captar casos positivos y la segunda, la capacidad para captar negativos. Las pruebas PCR son las más fiables porque detectan y cuantifican el virus. Las otras son test rápidos que detectan anticuerpos si el individuo fue contagiado, entre ellas están las pruebas serológicas.

Registros

Recientemente, el Ministerio de Salud otorgó registros sanitarios a 11 marcas de pruebas rápidas que se venden legalmente cumpliendo con las medidas de seguridad y calidad. La lista está en la página web del Ministerio. Las pruebas rápidas están autorizadas como tamizaje, no como método de diagnóstico.

Costos

El epidemiólogo y salubrista Fernando Rocabado llama la atención sobre el alto costo de los test. “Hay tres o cuatro laboratorios privados que cobran entre 700 y 1.000 bolivianos por pruebas PCR y las serológicas entre 300 a 400. Frente a estos precios inaccesibles para la mayoría y la larga espera en el sistema de salud, surgen estas ofertas de pruebas más sencillas y económicas generando un mercado negro”.

Precios

Consultada sobre los precios de las pruebas, la responsable de Laboratorios del SEDES, Shirley Lazcano, explica que son variables y depende de los distribuidores. La Ley del Medicamento indica que el SEDES puede poner un rango de precios referenciales para que no haya abuso en el cobro.

Importación

El SEDES ha establecido que las importadoras de pruebas rápidas deben informar dónde distribuyen, el número de lote, registro sanitario, fecha de expiración y la cantidad. La distribución será monitoreada por otras instituciones para testear la efectividad.

Entrando en la página solicitada Saltar publicidad