Opinión Bolivia

  • Diario Digital | viernes, 25 de septiembre de 2020
  • Actualizado 03:14

MIGRANTES

Ricardo, exfutbolista liguero trabaja como mecánico dental en California

El cochabambino vive en Estados Unidos hace 24 años junto a su familia. Comenzó a trabajar como mesero y en una fábrica de cables, pero se consolidó en su carrera profesional en el Laboratorio Prodental desde el 2000.

Ricardo León junto al mundialista alemán Juregen Klinsmann, en la Liga Senior.
Ricardo León junto al mundialista alemán Juregen Klinsmann, en la Liga Senior.
Ricardo, exfutbolista liguero trabaja como mecánico dental en California

El exfutbolista profesional Ricardo León Escudero buscó mejores horizontes fuera de su Llajta y encontró su destino en el Estado de California, Estados Unidos, donde trabaja como mecánico dental en el Laboratorio Prodental, desde hace 20 años.

Junto a su esposa Cinthia y sus hijas Angelina y Camila salen adelante en un país que les abrió los brazos y les permite forjar nuevas metas en una sociedad con diferentes costumbres e idioma.

MIGRANTE-2

El cochabambino (c) con la camiseta del club Mariscal Braun, en 1995.

“Estoy más de 20 años en este país. Dejé Bolivia en noviembre de 1996 y arreglé mis papeles gracias al trabajo que logré en el Laboratorio. En Cochabamba estudié mecánica dental y eso me permitió crecer como profesional”, recordó Ricardo.

Cuando llegó a Estados Unidos, tuvo dificultades para conseguir trabajo. Estuvo un tiempo en una fábrica de cables y también como mesero en un restaurante, pero gracias a sus conocimientos en mecánica dental pudo llegar a la entidad donde hoy se consolida como profesional.

“Mi hermano me dio el dato de que necesitaban personal en el Laboratorio, pues me presente hice la entrevista, con los dueños libaneses. Después de un tiempo se dieron cuenta que hacía bien el trabajo y me facilitaron la documentación que necesitaba para ordenar mis papeles”, explicó el valluno.

Comentó que donde trabaja “es muy grande” y tiene sucursales en diferentes estados del país norteamericano. Además, tiene como pacientes a los asegurados de las diferentes empresas, quienes acuden cotidianamente a ser atendidos por diferentes patologías.

MIGRANTE-3

El plantel de los bolivianos con las medallas y trofeo del certamen en California.

“El Laboratorio es muy grande, no son pequeños consultorios dentales como en Bolivia. Todo el trabajo se realiza con maquinaria, los técnicos solo le damos el color a la corona y lo metemos al horno porque la computadora ya te manda el “copín” (implante) hecho”, sostuvo.

Con el pasar de los años, la tecnología va mejorando y el Laboratorio brinda cursos de capacitación y actualización a su personal. Eso permite mejorar la calidad de servicio, además del material que se utiliza para los diferentes trabajos en beneficio de los pacientes.

“En Bolivia el trabajo que se realiza es más artesanal y manual, aquí ya sale el dientecito hecho por la máquina”, comparó Ricardo.

El exdeportista cochabambino dijo que el Laboratorio cerró sus puertas durante tres meses de la cuarentena (marzo, abril y mayo), pero los propietarios hicieron mascarillas plásticas para donar a los diferentes hospitales en su lucha contra la COVID-19.

“Se volvió con la atención al público en junio y hay muchos pacientes. Ante ese panorama, los propietarios están contratando más personal”, explicó el cochabambino.

Los asegurados se ven obligados a realizarse los chequeos médicos para aprovechar los aportes al seguro, porque lo pierden para el próximo año, “ese dinero se revierte al Gobierno”.

COMO JUGADOR

Ricardo comenzó su carrera deportiva como futbolista en el club Don Bosco.Luego pasó por Litoral, Universitario, Aurora y Mariscal Braun. Con el plantel albinegro de La Paz ascendió a la Liga Profesional en 1995 cuando jugaron el descenso indirecto con Blooming.

“Nosotros le bajamos de categoría a Blooming en los partidos de ascenso. En Santa Cruz les empatamos y en La Paz les ganamos”, recordó con una sonrisa de satisfacción  el que fuera zaguero central.

Sin embargo, su pasión por el fútbol continúa en Estados Unidos. Él participa de la Liga Americana de Seniors en el que están equipos que representan a sus países como: Bolivia, Argentina, Colombia, Alemania, Italia, Francia, entre otros.

“Nos comunicaron que desde septiembre se inicia la Liga. Entre los futbolistas que juegan con nosotros está Berthy Vaca, exjugador de Wilstermann, San José y otros equipos de la Liga en Bolivia”, dijo.

PANDEMIA

Durante la cuarentena debido a la pandemia, él junto a su familia estuvieron en casa y eso permitió que se unieran más y realicen diferentes actividades juntos. El trabajo y las clases de las niñas no permite que la familia pueda tener un tiempo para compartir.

“La cuarentena permitió unir más a mi familia y pudimos conversar de muchas cosas. Aquí la vida es diferente no hay horario de almuerzo donde podamos reunirnos todos como en Bolivia, por las clases y el horario en el trabajo, no es posible”.

Ricardo explicó que en el estado donde vive existen dos restaurantes bolivianos, pero “preferimos hacernos la comida en casa porque le damos más sabor”.

“En California no hay restaurantes bolivianos como en Virginia. En casa nos hacemos el pique macho, sillpancho o fideos uchú. Lo que extraño mucho son las salteñas”, dijo con nostalgia.

Cada dos años junto a su familia llega a Cochabamba para visitar a sus seres queridos.  “Lo primero que busco es el api con pastel”. Como buen qhochala le gusta el picante de pollo, el picante mixto y la Chanka de pollo, entre otros platillos que caracterizan a la Llajta.

MIGRANTE-4

La familia León en su visita a Disney World, en Orlando, Estados Unidos.