Opinión Bolivia

  • Diario Digital | jueves, 05 de diciembre de 2019
  • Actualizado 18:42

Con rezos y palmas reciben a Jesús en Domingo de Ramos

Con rezos y palmas reciben a Jesús en Domingo de Ramos

Los feligreses con rezos y palmas recorrieron las calles en una procesión que escenificaba la entrada de Jesús a Jerusalén. El Domingo de Ramos dio inicio a la Semana Santa

El arzobispo de Cochabamba, monseñor Óscar Aparicio, en la eucarística, convocó a los jóvenes a proclamar a Jesús como el salvador. “Todo ser humano es un don de Dios. Sigan pregonando la alegría del evangelio. El Señor los hace discípulos y misioneros de llevar el anuncio de paz, armonía y reconciliación. Cristo vive”.
Señaló que el recorrido batiendo las palmas es un llamado a la población para que sigan a Jesús. “Hemos caminado las calles para decirles que despierten. Jesús fue recibido por la gente como el hijo de Dios”.
LAS PALMAS Desde muy temprano, armaron puestos para la venta de palmas. Los artesanas trenzabas las hojas mientras ofrecían los arreglos desde tres bolivianos. Habían cruces, canastas, conos, palmas e incluso anillos

Varias niñas llevaban en el brazo una cartera y un anillo hechos de palma e ingresaban a la misa.
Los católicos entraron a la iglesia con las palmas. Las hicieron bendecir para luego llevarlas a su casa y ponerlas en un “ambiente privilegiado”. Algunos, las cuelgan en las puertas o paredes en señal de protección y otros las consideran un símbolo de bienvenida.