Opinión Bolivia

  • Diario Digital | sábado, 04 de julio de 2020
  • Actualizado 06:08

Reunión para evitar “desastre” sanitario se suspende por ausencia de Gobernadora y Ministro de Trabajo

El presidente de empresarios privados de Cochabamba, Javier Bellott, en conferencia. FEPC
El presidente de empresarios privados de Cochabamba, Javier Bellott, en conferencia. FEPC
Reunión para evitar “desastre” sanitario se suspende por ausencia de Gobernadora y Ministro de Trabajo

La reunión convocada por la Federación de Entidades Empresariales de Cochabamba y a la que asistieron representantes médicos, trabajadores en Salud, comerciantes y de municipios se suspendió por ausencia de la gobernadora Esther Soria y el delegado ministerial para el departamento, Óscar Mercado. 

La reunión tenía el propósito de diseñar un plan conjunto y consensuado para una flexibilización responsable de la cuarentena y así evitar el “desastre” sanitario, como sucedió en Beni, dijeron los presentes.

La misma se realizó en el campo ferial de la laguna Alalay.  El presidente de la Federación de Entidades Empresariales Privadas de Cochabamba (FEPC), Javier Bellott, lamentó la ausencia del delegado presidencial en Cochabamba, el ministro Óscar Mercado, y la gobernadora de Cochabamba, Esther Soria, quienes son los responsables de guiar un plan responsable de salud.

 “¿Cómo vamos a resolver esta situación? Debemos estar preparados. Día que pasa, la economía se deteriora, la salud también y tenemos que hacer prevención y estar preparados”, agregó.

La reunión fue suspendida para hoy en el mismo lugar, a las 9 de la mañana.

En tanto, el presidente del Comité Cívico de Cochabamba, Marcelo Piérola, recordó lo sucedido el lunes cuando en las calles se generó caos. “No hemos venido a restregar la inacción de las autoridades en los últimos 70 días, queremos empezar de nuevo para que desde hoy en adelante tengamos un plan. No puede ser que tengamos el caos como el del lunes y las autoridades, a las que se les paga por trabajar, no estén aquí. ¿Quieren que haya más muertos en Cochabamba?. Necesitamos acciones serias”.

El alcalde de Quillacollo, Héctor Montaño, y la alcaldesa de Punata, Clary Mabel Montaño, pidieron mayor coordinación entre las autoridades nacionales y departamentales para lograr la contención efectiva del COVID-19. “El lunes hemos caído en un desastre en Quillacollo. El Gobierno nos ha  pasado la responsabilidad del coronavirus a los municipios y ahora que queremos coordinar con las autoridades, ellas están ausentes”, lamentó.

También representantes de comerciantes pidieron apoyo en la organización de mercados.

El dirigente del Sindicato Médico y Ramas Anexas (Sirmes) expresó también su preocupación por la falta de seguridad para los médicos.  

Participaron de la reunión el Comité Cívico de Cochabamba, la Asociación de Radio Móviles de Cochabamba (Aramco), la Guarnición Militar de Cochabamba, dirigentes del mercado Fidel Araníbar, el Transporte Federado de Cochabamba, la Federación Sindical de Trabajadores de Salud Pública de Cochabamba, el Sindicato de Ramas Afines de la Salud Pública (Sirmes), el Control Social de Cochabamba, la Asociación de Distribuidores y Servicios de Telecomunicaciones de Cochabamba, la Confederación de Gremiales de Bolivia y los Gobiernos Autónomos Municipales de Vinto, de Cochabamba, de Quillacollo, y de Punata.

Además de la gobernadora Esther Soria y del ministro Mercado, no asistieron los alcaldes de Sipe Sipe, Cliza y Punata.

Desde el Ministerio de Trabajo informaron a OPINIÓPN que Mercado envió una carta anunciando que no podría asistir a la reunión debido a un viaje a La Paz.