Opinión Bolivia

  • Diario Digital | miércoles, 06 de julio de 2022
  • Actualizado 15:22

Retienen a maestros en 3 municipios para impedir el ingreso del virus

Esta situación ocurre en Totora, Independencia y Villa Tunari. La Federación se declaró en emergencia y advirtió con el envío de una comisión para el “rescate de los profesores”.
Estudiantes pasando clases en el Trópico de Cochabamba. DICO SOLÍS
Estudiantes pasando clases en el Trópico de Cochabamba. DICO SOLÍS
Retienen a maestros en 3 municipios para impedir el ingreso del virus

Los maestros están obligados a permanecer en al menos tres municipios de Cochabamba, mientras dan clases presenciales, con el objetivo de que al ingresar y salir de esos territorios no transporten el coronavirus.

La ejecutiva del Magisterio Urbano de Cochabamba, Norma Barrón, confirmó que esto se da en Villa Tunari, Totora e Independencia, por determinación de los padres de familia.

Particularmente en Independencia esta situación se desbordó ayer. Los papás con hijos en edad escolar bloquearon un puente de acceso a ese municipio para impedir que los maestros se marchen.

Según Barrón, además, ratificaron que “no saldrán (de Independencia). Solamente los contagiados tienen que replegarse en sus casas, pero nadie sale”.

La Federación denunció además que la directora distrital de Independencia, Noemí Ramírez, fue interceptada en el camino y “maltratada e insultada” por la gente.

Barrón lamentó que las familias de ese municipio “vivan en un planeta diferente”, debido a que ponen en riesgo a sus hijos al exigir clases presenciales en medio de un nuevo brote de la enfermedad.

La Ejecutiva denunció que los niños acuden a los establecimientos educativos sin barbijos ni alcohol “para ellos no existe el problema” y hay contagios con COVID.

Son al menos 180 educadores obligados a permanecer allá.

EMERGENCIA

La Federación se ha declarado en “emergencia”. Barrón dijo que aguardan la respuesta de la Gobernación y la Dirección Departamental de Educación (DDE) sobre el caso de Independencia.

Advirtió que, si los padres de familia de esa región no declinan esa actitud “prepotente, abusiva, dictatorial y hasta esclavista”, una comisión irá “al rescate de los maestros”.

Explicó que esos profesores cumplieron durante la primera y segunda ola con clases virtuales, “no abandonaron a sus alumnos”.

La sugerencia de los profesores de Independencia es ingresar a la población una vez a la semana con cartillas. Descartaron la educación en línea porque allá muchos no tienen internet.

OTROS LUGARES

Esto también ocurre con los profesores que dan clases a estudiantes de Villa Tunari y Totora.

En febrero, Barrón advirtió que “en el Trópico les están haciendo pasar clases con grupos numerosos y sin bioseguridad, es un riesgo”.

En enero, en la región del Trópico de Cochabamba determinaron que las clases, que iniciaron el 1 de febrero, serían presenciales. Para eso, en municipios como Villa Tunari determinaron que los profesores lleguen con pruebas negativas de coronavirus y la división de los grupos de estudiantes a no más de 20 por aula.

VACUNACIÓN

Barrón dijo que los maestros tienen asueto para vacunarse, pero, en su criterio, esa no es la solución. El retorno a clases debe incluir la dotación de medidas de bioseguridad para los escolares.