Opinión Bolivia

  • Diario Digital | lunes, 09 de diciembre de 2019
  • Actualizado 04:39

Reportan 10 aves muertas y 41 heridas por uso de petardos

La manipulación de explosivos durante el paro cívico dejó a los animales con alas y picos destrozados.
Un colibrí es alimentado por un veterinario de Agroflori/Soledad Vargas
Un colibrí es alimentado por un veterinario de Agroflori/Soledad Vargas
Reportan 10 aves muertas y 41 heridas por uso de petardos

El parque de aves Agroflori recibió el reporte de 41 aves heridas y 10 muertas debido al uso de petardos y fuegos artificiales en distintas zonas de la ciudad, durante los conflictos suscitados tras los resultados de las elecciones generales del 20 de octubre.

Petardos

Generan estrés y taquicardias en animales grandes como gatos y perros. En el caso de aves pequeñas causan paros cardiacos.

Las avenidas Oquendo y América fueron las zonas donde se registró  mayor cantidad de aves heridas y muertas detalló la socia fundadora de Agroflori, Soledad Vargas.

El parque recibió a seis tórtolas heridas, de las cuales tres tuvieron que ser sometidas a la eutanasia debido a que tenían las alas rotas y no había manera de salvarlas. También llegaron dos colibríes, nueve Chiriris heridas y  tres periquitos, de los  cuales uno permanece en el parque porque tiene  una fractura en el pico que imposibilita su normal desenvolvimiento, además, aves rapaces, entre ellas siete cernícalos y cuatro gavilanes polleros.

La principal causa para la muerte de las aves fue paro cardiaco. 

Por otra parte, las heridas fueron resultado de impactos de petardos y el sonido de la explosión lo que provocó la caída  de las aves que se encontraban en pleno vuelo causando que muchas de ellas se rompieran las alas y  las patas. Los pichones cayeron de sus nidos y no podían volver a volar.

Las aves afectadas fueron atendidas en el parque, en la veterinaria de Agroflori ubicada al norte de la ciudad de Cochabamba, también hubo casos en los que vecinos de la zona de El Castillo (Sacaba) que reportaron que había aves heridas y tuvieron que atenderlas en sus domicilios debido a la dificultad para  llegar al parque o la veterinaria por los bloqueos.

El aviario atendió a las aves y les brindó los cuidados necesarios. Una vez que los animales se encontraban en condiciones estables procedieron a liberarlas para que estas regresen a su hábitat natural. Los pichones y casos complicados aún permanecen en el parque. 

“En el caso de las aves más heridas y los pichones que no podían volar, nosotros los cuidamos hasta que se encuentren en condiciones para volver a tener una vida normal.  Los que se rehabilitaron rápido fueron liberados lo antes posible, porque las aves tienen que ser libres”, dijo Vargas.

La veterinaria de Agroflori también recibió distintos casos de gatos y perros que fueron afectados por los petardos. Estos habían presentado síntomas de estrés que desembocó en pérdida de apetito y peso en las mascotas. 

Vargas pidió a la ciudadanía a dejar de lado el uso de este tipo de explosivos. “Estamos acostumbrados a usar petardos por todo y por nada, debemos pensar en los animales y el impacto que causa en ellos. Es hora de que la gente sea consciente”, dijo.

El parque tiene más de 28 años de creación y cuenta con alrededor de 900 animales rescatados y rehabilitados, entre  aves, monos y felinos.

 Agroflori abre sus puertas los domingo a las personas que quieran aprender sobre la vida silvestre y el medio ambiente, en un horario de 11:00 a 17:00. Durante la semana realizan recorridos en colegios para brindar educación y concientización ambiental.

Al ingresar al parque  se ofrece una visita guiada de una hora y media. El aviario está ubicado en  el kilómetro 12 de Quillacollo, por la avenida Germán Busch. El costo de las entradas es de 10 bolivianos para niños menores a 5 años y 20 bolivianos para adultos. Con el dinero de la entrada se logra sustentar el cuidado, alimentación y refugio de las aves. Para más información llamar al 4365977.