Opinión Bolivia

  • Diario Digital | jueves, 06 de agosto de 2020
  • Actualizado 20:08

Repatriados en Villa Sudamericana denuncian desatención y falta de alimentos

"Cuando hemos llegado había policías antimotines y ni un solo médico. Eso no es correcto", denunció uno de los bolivianos que llegó desde Chile y que fue puesto en cuarentena en la zona sur de Cochabamba. Cuentan que pasan hambre y que vecinos se solidarizaron.
Efectivos militares negocian con los vecinos de La Tamborada en la puerta del complejo Suramericano.
Efectivos militares negocian con los vecinos de La Tamborada en la puerta del complejo Suramericano.
Repatriados en Villa Sudamericana denuncian desatención y falta de alimentos

Un grupo de repatriados que se encuentran aislados en la Villa Sudamericana en la zona sur de Cochabamba denunciaron la noche de este martes desatención por parte de las autoridades e incluso algunos excesos en el trato que recibieron de parte de policías y militares. 

Esta información fue conocida a través de un despacho en vivo de la cadena televisiva Red Uno, donde varios ciudadanos que se encuentran retenidos en los predios de la Tamborada denunciaron que llevan cuatro días mal alimentados y que hasta el momento su situación no ha sido aclarada. 

"Hay mujeres embarazadas, hay niños, hay personas mayores", relató una de las mujeres contactadas por Red Uno. La mujer complementó que solo les dieron "una botella de medio litro de agua para todo el día". Las personas a su alrededor complementaron que desde las 16:00 hasta las 20:00 solo habían recibido "pan y agua" y que esta situación se había repetido durante cuatro días. 

Una pareja de mujeres manifestó su molestia respecto a la falta de personal médico y la ausencia de las autoridades. "No hay médicos, no nos dan barbijos ni alcohol en gel", se quejaron. Además, dijeron sentirse incómodas por el trato recibido por parte del personal militar que resguarda las instalaciones. 

"Hasta a hacer baño vamos con un militar", dijo una de ellas con molestia. 

Un anciano recalcó que fueron trasladados hasta la Villa Sudamericana con engaños, ya que les habrían asegurado que solo sería una escala. Sin embargo, llevan cuatro días varados en este lugar. 

Según lo reportado por Red Uno, muchas de las personas en cuarentena al interior del albergue deportivo tuvieron que recurrir a los vecinos que se encuentran en vigilia en exteriores, quienes se mostraron solidarios compartiéndoles alimentos o comprando algunos insumos de las tiendas cercanas. 

Otra de las personas aisladas dijo que salieron de Chile después de ser evaluados y que no hay nadie dentro la Villa que presente síntomas. Subrayó que hasta el momento no fueron atendidos por ningún tipo de personal médico. 

La versión de que toda esta población no presenta ninguna sintomatología fue corroborada horas antes por el ministro de Defensa, Luis Fernando López. Desde el Gobierno, además, aseguraron que mañana todas estas personas serán trasladadas hasta sus regiones, luego de firmar un documento de compromiso. 

"Que nos hagan las pruebas, la tercera, la cuarta, la que corresponda, pero nos queremos ir, sentenció"