Opinión Bolivia

  • Diario Digital | miércoles, 16 de junio de 2021
  • Actualizado 03:59

En cuatro regiones la basura es un problema y alerta a autoridades

En la región Valles hay un proyecto, en el Eje Metropolitano prevén coordinación, en el Cono Sur no existen proyectos regionales, y en el Trópico buscan financiamiento.
El relleno sanitario de K'ara K'ara, en el sur de la ciudad de Cochabamba. DICO SOLÍS
El relleno sanitario de K'ara K'ara, en el sur de la ciudad de Cochabamba. DICO SOLÍS
En cuatro regiones la basura es un problema y alerta a autoridades

Los botaderos municipales de basura en el departamento son a cielo abierto; en algunos casos están cerca de ríos, caminos o centros poblados.

El manejo de los residuos sólidos es uno de los problemas que preocupa a las autoridades locales. Los municipios del Eje Metropolitano son los más poblados y donde mayor cantidad de basura se genera. Sin embargo, hay regiones donde también impulsan proyectos.

En la región Valles hay un proyecto y hasta un lugar dónde implementar la industrialización. En la zona metropolitana, las autoridades tratan de lograr una salida para un proyecto común. En el Trópico buscan financiamiento para estudios de cierre técnico. En el Cono Sur, no existe un proyecto global, pero allá generan menos basura, debido a la menor cantidad de habitantes.

VALLES

En la región Valles hay alrededor de 200 mil habitantes en 15 municipios: Capinota, Santiváñez, Arbieto, Tarata, Anzaldo, Sacabamba, Cliza, Toco, Tolata, San Benito, Villa Rivero, Tacachi, Cuchumuela, Punata y Arani.

El gerente de la Mancomunidad de Municipios de la Región Valles, Franolic Huanca, informó que ya cuentan con un estudio regional concluido y que están a la espera de la licencia ambiental. Explicó que con los conflictos postelectorales de 2029 y luego la pandemia, este tema fue demorando.

“Pero, ya a partir del estudio, seguramente estaremos en la gestión de recursos económicos. En este momento, nos cuesta 30 millones de dólares nuestra planta de residuos sólidos. La reducción de los botaderos para el cierre técnico, nos cuesta 7 millones de dólares. Entonces, sí, estamos en la gestión de estos recursos para iniciar la fase de la inversión en el tema de la basura”.

Huanca agregó que también existe un lugar definido en el municipio de Sacabamba. “Ya se ha consensuado este tema, y lo único que nos falta es la expropiación”, dijo.

El proyecto es parte del plan propuesto como región para el período 2021 – 2025.

El impulso de estos trabajos dependerá también del nuevo directorio que elija esta mancomunidad, actividad prevista en la asamblea general convocada para el 29 de mayo en Cliza. 

EJE METROPOLITANO

La región metropolitana tiene siete municipios: Cochabamba, Sacaba, Quillacollo, Tiquipaya, Colcapirhua, Vinto y Sope Sipe.

En días anteriores, el gobernador Humberto Sánchez informó que continuarán aaciones en pro de lograr un solo proyecto para el Eje Mteropolitano. Expresó que es necesario impulsar un proyecto conjunto para la industrialización de los residuos sólidos que se generan en la región más poblada de Cochabamba.

El alcalde de la ciudad de Cochabamba, Manfred Reyes Villa, dijo que, en torno al manejo de la basura, se deben encontrar salidas adecuadas. La semana pasada, hizo una inspección a la Empresa Municipal de Servicios de Aseo (EMSA); y anunció nueva tecnología con la instlación de contenedores en subsuelo; pero, además, informó que no se permitirá que se siga utilizando a K’ara K’ara, zona del relleno sanitario, para bloquear y presionar y que pronto se debe hacer conocer una salida.

El alcalde e Quillacollo, Héctor Cartagena, por su lado, dijo que su municipio, como los demás en la región, es de preocupación el manejo de la basura. En Quillacollo pagan alquileres por el lugar donde está el relleno de residuos sólidos, en propiedad de las Fuerzas Armadas. La autoridad anunció que una alternativa regional es la industrialización en un sector de Santiváñez.

En municipios como Vinto, el botadero está a orillas del río Rocha. Sacaba es uno de los municipios con menos problemas en el manejo de los desechos, cuanta con una planta adecuada desde hace años.

CONO SUR

En la región del Cono Sur, están municipios como Vacas, Alalay, Tiraque, Mizque, Aiquile, Vila Vila, Pojo, Omereque, Totora, Pocona y Pasorapa.

El diputado de la Circunscripción 25 (C-25), que corresponde al Cono Sur, Héctor Arce, manifestó que es esa zona del departamento no existe un proyecto conjunto.

En esa región, los botaderos de basura también son a cielo abierto. La autoridad recordó que antes hubo intentos de un proyecto común, pero hubo algunos conflictos y el modelo se hizo en un municipio de otra región.

En el Cono Sur, cada gobierno municipal tiene un botadero, todos a cielo abierto. Se trata de poblaciones con menos habitantes, por lo que la generación de basura también es menor que en otros lugares, además las comunidades están más dispersas.

Arce informó que el viento suele ser un problema, porque extiende la basura, pero no son conflictos de grandes proporciones.

La autoridad acotó que, en la mayoría de los casos, se hacen excavaciones y se entierra la basura. Sin embargo, Mizque y Aiquile tienen mejores sistemas que los otros municipios de esa zona, con licencias ambientales y estudios técnicos.

TRÓPICO

En el Trópico de Cochabamba están los municipios de Villa Tunari, Shinahota, Chimoré, Puerto Villarroel y Entre Ríos.

En el documento de estrategia de desarrollo integral de la región del Trópico se hace referencia a una agenda que considera temas primordiales hasta 2030. Entre esos está el del manejo de la basura.

Al respecto, el documento elaborado por la Mancomunidad de Municipios de la Región del Trópico expone la forma en las familias eliminan la basura en las poblaciones de esa zona. Detalla que la basura de más de 2 mil viviendas se deposita en el basurero público o contenedor; más de 11 mil utiliza el servicio público de recolección; más de 6 mil botan la basura un terreno baldío o en la calle; más de 2 mil, al río; más de 38 mil queman; más de 7 mil entierran, y más de 3 mil se deshacen de los residuos sólidos de otra manera.

En los municipios de Entre Ríos, Chimoré, Shinahota y Villa Tunari desechan la basura cerca de los ríos y centros poblados. Solo en Ivirgarzama, centro poblado de Puerto Villarroel, se cumple la normativa de instalar un botadero a un kilómetro de distancia de los cuerpos de agua y a tres de una población urbana.

En Entre Ríos, se estima que se genera más de seis toneladas diarias, pero no se recogería todo lo que se produce. El Botanero está a 200 metros de la carretera y a 15 del río Ichoa.

En el caso de Chimoré, el botadero está situado a 2.5 kilómetros de la plaza principal de ese municipio, a 200 metros de la carretera y a pocos metros del río Mamoré. Se calcula que se recogen 20 toneladas de basura al día.

Mientras, en Shinahota el botadero a cielo abierto está a dos kilómetros de la plaza principal y a orillas del río Shinahota.

Por su lado, el botadero a cielo abierto de Villa Tunari está ubicado a 1.8 kilómetros de la plaza principal, en medio del río Espíritu Santo se estima. Se estima que cada día se recogen cinco toneladas de residuos sólidos.

Entretanto, en Puerto Villarroel El botadero se encuentra a siete kilómetros de la carretera principal ingresando por Senda 7. Se calcula que diariamente se recogen más de seis toneladas de basura.

Se conoció que las autoridades han estado trabajando en la gestión de financiamiento para el estudio para el cierre técnico de los botaderos en los cinco municipios. Se trata de acciones apuntadas en la agenda 2021 – 2022 de la Mancomunidad de Municipios de esa región.