Opinión Bolivia

  • Diario Digital | domingo, 25 de octubre de 2020
  • Actualizado 12:19

Recién nacido con virus pone en aprietos a dos hospitales de Cochabamba

Cerró el área de Neonatología del hospital Cochabamba y aún esperan resultados de exámenes del personal; tres médicos, dos enfermeras y tres residentes ya dieron positivo. Solo atienden emergencias. En el Maternológico, 26 médicos fueron aislados y tres médicos son confirmados. 

 

Una imagen del hospital Cochabamba cuya área de Neonatología está cerrada. BETTY CONDORI
Una imagen del hospital Cochabamba cuya área de Neonatología está cerrada. BETTY CONDORI
Recién nacido con virus pone en aprietos a dos hospitales de Cochabamba

Una madre de una comunidad de Oruro tuvo a su bebé en su casa y le transmitió el virus. El recién nacido empezó a presentar problemas respiratorios en los siguientes 12 días y fue llevado al hospital Cochabamba, en Cochabamba. Allí fue tratado por 72 horas por cuadro de neumonía y luego transferido al maternológico Germán Urquidi, donde finalmente se supo que la mamá dio positivo a la prueba de coronavirus y el menor también. 

En ese tiempo, y mientras se esperaba los resultados de los exámenes, contagió a médicos, enfermeras y personal de apoyo. El caso se agravó al punto de provocar el cierre de Neonatología del Hospital Cochabamba y llevar a aislamiento a 26 personas en el maternológico Germán Urquidi.

Finalmente el recién nacido murió el 3 de junio.  “No se sabía que la mamá tenía coronavirus. El bebé tuvo dificultades para respirar, pero no aguantó más y falleció”, dijo en ese entonces el responsable de Vigilancia Epidemiológica del Servicio Departamental de Salud, Rubén Castillo. 

EN HOSPITAL COCHABAMBA Desde el 5 de junio, el servicio de Neonatología del hospital municipal de segundo nivel Cochabamba está cerrado.

La directora del hospital, Lenny García, explicó que tiene a tres neonatólogos positivos y otros dos esperan aún resultados de los exámenes que les tomaron. 

Señaló que es imposible reabrir cuando solo tiene a dos profesionales para la atención, apoyados por cuatro pediatras. “El resto está esperando resultados de sus pruebas que es otra de las debilidades (demora mucho tiempo). Tengo tres de neonatología positivos y dos esperando resultados”.

Además, hay dos licenciadas en enfermería y tres residentes que también se han contagiado.

En todo el hospital existen 47 recursos humanos en espera de resultados, entre estos están  algunos contactos, otros no son contactos pero sus seguros les dieron cuarentena por presentar alguna sintomatología respiratoria.

El hospital Cochabamba trabaja con personal reducido en Neonatología, Pediatría, Ginecoobstetricia y Laboratorio.

García dijo que cerrar o no el Hospital dependerá de los resultados que aún esperan. “Sin embargo ya se cerró Neonatología, se hizo una desinfección profunda y hasta el lunes 22 se hará una desinfección profunda en todos los servicios, lo que significa que se atenderán solo casos de verdadera emergencia”.

El recién nacido recorrió varios hospitales. El contagio empezó con el neonato referido del Centro de Salud  Primero de Mayo que llegó desde Oruro, donde la madre tuvo parto domiciliario. “Este fue referido del hospital Cochabamba ese mismo día que llegó, lo mandamos al tercer nivel (hospital Germán Urquidi) y después de dos días nos lo retornan (al hospital Cochabamba) y al no mostrar mejoría se les vuelve a referir (al Germán Urquidi)”.

García requirió la habilitación urgente de centros de aislamiento para casos leves y los hospitales COVID-19 para los moderados y graves, caso contrario, advierte, la pandemia no se superará. 

MATERNOLÓGICO En tanto, el director del Hospital Germán Urquidi, Antonio Pardo, señaló que producto de la internación del recién nacido, en su hospital tuvo que aislar a 26 del personal médico y enfermeras. Hasta ahora tres médicos dieron positivo y aún se está a la espera de los resultados de los demás, pero cree que ya pasó el tiempo de la aparición de los síntomas.

Advirtió que existieron varias falencias que derivaron en el contagio. “Primero, el maternológico no es un hospital COVID-19 y no debía haberse internado aquí, pero resulta que el hospital Solomon Klein (que es centinela) estaba colapsado y tuvieron que admitirle en Maternidad. Era sospechoso, no era positivo. Se tomaron las pruebas, pero los exámenes de laboratorio tardan demasiado (de como a 10 días) y en ese tiempo todos estaban contaminados”.

Como medida preventiva aislaron a 26 médicos de inicio, se hizo las muestras y tres dieron positivo. Dos residentes y una neonatóloga permanecen aislados. “De los que se tomó muestras recién están saliendo resultados. Tarda demasiado. Ha colapsado el laboratorio central de referencia, habían más de 400 muestras esperando. Hemos aislado todo el hospital y la zona de Neonatología. Los bebés no fueron afectados”.

También los guardias de seguridad necesitan muestras porque uno fue contagiado por su esposa del centro de Salud Jayhuayco. “Hasta el momento ninguno dio positivo”. 

Pardo coincidió en pedir el funcionamiento de centros de aislamiento si es que se quiere evitar la explosión de casos. “Deberíamos tomar los modelos de Cochabamba y Santa Cruz”.