Opinión Bolivia

  • Diario Digital | jueves, 24 de junio de 2021
  • Actualizado 16:36

Cercado implementa la cuarentena rígida de los domingos y comienza el rastrillaje en el norte

El COED de Cochabamba definió que esta jornada dominical y el 23, la circulación se vea restringida por completo. De lunes a sábado, los horarios se mantienen. El transporte aceptó.
El Prado cochabambino sin gente ni vehículos por la cuarentena rígida. Noé Portugal
El Prado cochabambino sin gente ni vehículos por la cuarentena rígida. NOÉ PORTUGAL
Cercado implementa la cuarentena rígida de los domingos y comienza el rastrillaje en el norte

Luego de una reunión extensa, los distintos sectores de Cochabamba acordaron, a través del Comité de Operaciones de Emergencia Departamental (COED), que este domingo 16 y el 23 se reactiven dos medidas que solían ser usuales durante la primera parte de la pandemia: la cuarentena estricta y los rastrillajes por las zonas que presentan mayores focos de contagios en Cochabamba. Las restricciones regirán, en principio, solo para esas dos jornadas dominicales.

En cuanto a las medidas de lunes a sábados, vale decir que los horarios de circulación seguirán siendo los mismos, es decir, de 05:00 a 22:00 en todo el departamento.

El director del Servicio Departamental de Salud (SEDES), Freddy Medrano, explicó ayer que las clases semipresenciales y presenciales quedarán suspendidas en todos los municipios donde el riesgo sea alto. Según Medrano, si la curva de contagios cesa, los horarios se irán “soltando”. De lo contrario, es posible que las medidas se extiendan.

La prohibición de aficionados en los eventos deportivos continúa vigente, como también que el transporte público cuente con un 75% de pasajeros.

José Orellana, del sector transportista, refirió que el rubro acatará la determinación de los domingos, pese al malestar. Esto, porque la mayoría de las partes aceptó lo dispuesto por el COED. De todas formas, Orellana adelantó que pedirán al Gobierno que viabilice más facilidades con los préstamos bancarios. Inicialmente, el sector se opuso a la alternativa sugerida de reducir la cantidad de pasajeros en un 50%. Incluso, Orellana llegó a proponer que si ello era aplicado, se incrementaran los boletos.