Opinión Bolivia

  • Diario Digital | jueves, 02 de julio de 2020
  • Actualizado 15:52

Rastrillaje en Quillacollo empieza con 21 brigadas de salud y en el Distrito 6

Son 40 personas a cargo de la tarea y su objetivo es detectar casos sospechosos de COVID-19 para determinar su aislamiento y que reciban atención medica antes de que se conviertan en pacientes críticos.

Una brigada realiza consultas a un vecino e Quillacollo.
Una brigada realiza consultas a un vecino e Quillacollo.
Rastrillaje en Quillacollo empieza con 21 brigadas de salud y en el Distrito 6

Villa Urkupiña, Cotapachi, Los Llanos y Concordia, entre otros, son los barrios del Distrito 6 de Quillacollo donde esta mañana comenzaron a operar las brigadas de rastrillaje para detectar casos de COVID-19 en el marco de la cuarentena rígida que rige en los municipios del eje metropolitano.

Mireya Zapata, directora del Centro de Salud Calvario, explicó que el objetivo es hacer un diagnóstico temprano identificando personas con síntomas de la enfermedad.

“Hay personas que por miedo y por creencias se quedan en casa (sin buscar ayuda médica), es por eso que haremos control de focos de infección para que no vayan a último momento a los hospitales”.

Sobre la forma de trabajo, dijo que cada brigada tiene una lista de clasificación y, según puntaje, se determinará si la persona examinada es sospechosa. En caso de serlo, será trasladada a un área de diagnóstico y sede terminará su aislamiento, ya sea en un hospital o en su domicilio.

El técnico de Salud del municipio, Alberto Chalco, dijo que cada brigada está conformada por dos profesionales en salud a quienes se les entregó un mameluco, bata, guantes y barbijos KN95 con filtro. Sobre el material de trabajo, dijo que llevan insumos básicos como medicamentos contra la fiebre, el malestar y el dolor de garganta, entre otros.

ALCALDE ESTABLE El secretario General del municipio, José Terán, informó que el alcalde Héctor Montaño está estable y recuperado, pero por protocolos de salud debe continuar internado en el hospital Univalle. Hasta la fecha se desconoce el resultado de su prueba COVID-19; sin embargo, Terán reiteró que solo se trata de estrés debido a la sobrecarga de trabajo generada desde que inició la emergencia sanitaria por el coronavirus. Añadió que el Alcalde habla con normalidad y que continúa trabajando revisando y firmando documentos urgentes.