Opinión Bolivia

  • Diario Digital | lunes, 06 de diciembre de 2021
  • Actualizado 11:09

Rasho, el torito tuning que se abre paso en Quillacollo

Rasho, el torito tuning que se abre paso en Quillacollo. Foto: Alejandro Orellana
Rasho, el torito tuning que se abre paso en Quillacollo. Foto: Alejandro Orellana
Rasho, el torito tuning que se abre paso en Quillacollo

Así como un rayo, Rasho, es el torito tuning que se abre paso entre trufis y camiones en Quillacollo. Llama la atención de conductores y transeúntes no sólo por su aspecto totalmente "tuneado", sino también por la música que pone color al día de los clientes que abordan este taxi.

Mauricio es propietario de Rasho, un tipo de motocicleta conocido en medio como torito que por su tamaño resulta muy ágil para hacerse paso incluso entre los bloqueos de Quillacollo.

El vehículo es de procedencia hindú y tiene muchas -muchísimas- modificaciones, desde un parachoque importado desde Perú hasta un equipo de música con bajos y conectividad bluetooth. Pero su valor queda chico con el significado sentimental para Mauricio, pues fue un regalo sorpresa de parte de sus padres.

Los trabajos en fibra de vidrio en el parachoques y la parte frontal del motorizado, llevan a Mauricio a su fuente laboral cada día en las calles quillacolleñas, haciendo que sus pasajeros lleguen a tiempo, contentos y sorprendidos después de abordar a Rasho.