Opinión Bolivia

  • Diario Digital | jueves, 30 de junio de 2022
  • Actualizado 17:55

Se rajan 74 casas y 6 mil metros cuadrados de calles

Hay 292 personas afectadas. Este deslizamiento ocurre en la cara sud de la serranía Ticti. Según un informe oficial, todo inició en diciembre de 2020.
Propiedades establecidas sobre una serranía inestable, al sur de la ciudad. DICO SOLÍS
Propiedades establecidas sobre una serranía inestable, al sur de la ciudad. DICO SOLÍS
Se rajan 74 casas y 6 mil metros cuadrados de calles

La cara sud de la serranía Ticti, en Cochabamba, continúa deslizándose. Hasta ahora, el daño es de magnitud: hay rajaduras en 74 viviendas y en más de 6 mil metros cuadrados de pavimento.

Los vecinos de dos barrios de la zona sur -la Organización Territorial de Base (OTB) Alto Universitario y 14 de Abril- resisten un deslizamiento que, según informe de la Municipalidad de Cochabamba, data de 2020 y se acentuó más con las temporadas de lluvias de esta y la gestión pasada.

A pesar de que hay riesgo de desplome, ninguna de las más de 292 personas está dispuesta a dejar su propiedad. 

El área de deslizamiento abarca aproximadamente seis kilómetros cuadrados, por lo que no solo hay casas agrietadas, también más de seis mil metros cuadrados de pavimento rajado.

Un informe detallado de la Alcaldía de Cochabamba especifica que al menos 416 metros cuadrados de pavimentos rígido están dañados, así como 5.830 de asfalto flexible. Inclusive, las vías empedradas están abiertas, más 1.640 metros cuadrados de estas; así como escalinatas que hay en la zona.

El documento especifica que en el subsuelo de estos barrios hay “saturación de líquidos”, además de materiales arrastrados de manera natural y otros acumulados por el hombre. Estas pueden ser causales del fenómeno.

Para saber cómo proceder, las autoridades alistan un estudio geológico. El subalcalde de la Comuna Alejo Calatayud, Roberto Rojas, dijo que invertirán 600 mil bolivianos en ese procedimiento.

Al finalizar, según Rojas, sabrán a cabalidad si conviene una evacuación o quizás solo algún trabajo.

ACCIONES

Entre tanto, la División de Planificación y Desarrollo de Infraestructura de la Subalcaldía Alejo Calatayud monitorea de manera constante la evolución de este evento.

Los funcionarios inspeccionan las infraestructuras afectadas y hacen un levantamiento topográfico para controlar el avance del deslizamiento.

De manera paralela, la Unidad de Gestión de Riesgos (UGR) de la Municipalidad ayuda en la limpieza de la zona, especialmente en sistemas de drenaje para que el agua de lluvia, por ejemplo, deje de infiltrarse en el subsuelo que ya está debilitado.