Opinión Bolivia

  • Diario Digital | martes, 27 de julio de 2021
  • Actualizado 09:32

Quillacollo y Sacaba se quedan sin vacunas para primera dosis

Ambos municipios adquirieron equipos de refrigeración e instalaron puntos para recibir a la población; sin embargo, no pueden avanzar ante la falta de las dosis. 
Una mujer recibe la vacuna contra la COVID-19. DICO SOLÍS.
Una mujer recibe la vacuna contra la COVID-19. DICO SOLÍS.
Quillacollo y Sacaba se quedan sin vacunas para primera dosis

Quillacollo y Sacaba ya no cuentan con vacunas para primeras dosis y tuvieron que detener la inmunización masiva. 

Ambos municipios adquirieron equipos de refrigeración para almacenar las vacunas. En Sacaba cuentan con 20 congeladoras y en Quillacollo con 6 refrigeradores duales, que tienen una capacidad para más de 10.000 vacunas. Sin embargo, no pueden avanzar.

“Algo que limita llegar a una vacunación masiva mucho más efectiva en el municipio es la dosificación desde el SEDES (…) Esperemos que en la próxima llegada se pueda aumentar las dosis”, dijo la secretaria de Salud de Quillacollo, Giovana Colodro.

Reconoció que el municipio fue uno de los más beneficiados con el número de vacunas, pero que de todas maneras es insuficiente. Asimismo, destacó que respondieron adecuadamente en la parte logística y lograron vacunar casi a 900 personas por día, sumando un total de 16.848 inmunizados hasta la fecha.

Actualmente, el municipio solo aplica la segunda dosis hasta que lleguen nuevas vacunas. El punto habilitado para la inmunización masiva está ubicado frente al hospital Benigno Sánchez, pero también se puede acudir a los centros de salud. 

La última vez recibieron 2.000 vacunas Sputnik V, mismas que se terminaron de aplicar en tres días. Se dio prioridad a transportistas, periodistas y profesores.

Por su parte, el secretario de Desarrollo Humano de Sacaba, Samuel Carballo, indicó que las últimas dosis que les quedaban se aplicaron en Lava Lava y en los dos centros de salud del municipio. Hasta el momento se logró inmunizar a 14.700 personas.

“Lo que falta son las vacunas. En la parte logística estamos poniendo todos los esfuerzos para llegar a nuestros centros de salud”, señaló. 

A diferencia de Quillacollo, Sacaba ya no tiene vacunas para segunda dosis. “Estamos a la espera de que el Ministerio de Salud, vía SEDES, nos pueda proporcionar las vacunas para seguir”, afirmó Carballo. 

Por su parte, Colodro aseguró que su municipio tiene la capacidad de recibir más de 10.000 dosis. “Esperemos que, en la próxima llegada, Quillacollo sea tomado en cuenta como un municipio que puede responder a la vacunación masiva para desconcentrar un poco la vacunación en Cercado”, señaló.  

Ambos responsables informaron que el Servicio Departamental de Salud (SEDES) les dijo que, probablemente, las dosis lleguen esta semana, mientras tanto deben continuar esperando.