Opinión Bolivia

  • Diario Digital | viernes, 25 de septiembre de 2020
  • Actualizado 05:43

ELEGIDO CON SEIS DE NUEVE VOTOS EN EL CONCEJO

Quillacollo: nuevo Alcalde también en la cuerda floja por caso Audios

Héctor Montaño es nombrado como parte del grupo acusado de cuoteo, cobro de coimas y otros hechos, los mismos por los que ya cayeron dos alcaldes suplentes este año.
Héctor Montaño (FPV) tras ser elegido en sesión del Concejo Municipal de Quillacollo. NOÉ PORTUGAL
Héctor Montaño (FPV) tras ser elegido en sesión del Concejo Municipal de Quillacollo. NOÉ PORTUGAL
Quillacollo: nuevo Alcalde también en la cuerda floja por caso Audios

El Grupo de los Ocho es el nombre con el que se conoce a quienes están involucrados en el esquema de corrupción destapado en Quillacollo tras la presentación de grabaciones de audio que denuncian cuoteo de cargos y cobro de sobornos para adjudicar otras, entre otros. Héctor Montaño (FPV), posesionado ayer como alcalde suplente de ese municipio, es uno de los nombrados.

El Concejo Municipal eligió ayer entre Montaño y la concejal Angelina Zeballos, ella se llevó tres votos y él ganó con seis.

"Voy a ser un Alcalde de inclusión, no de exclusión (...) Este alcalde suplente va a trabajar incluyendo al pleno del Concejo Municipal, a todas las organizaciones, control social, transporte, comerciantado, para apostar por un desarrollo de Quillacollo", dijo tras su posesión.

Su nombramiento se debe a que el ahora exalcalde Willy López fue enviado con detención domiciliaria, sin derecho al trabajo, por la juez a cargo de la investigación del primer caso Audios, surgido a denuncia del exalcalde Eduardo Mérida.

Ni bien se posesionaba, la sombra de las acusaciones aparecía, entre ellas la de nepotismo, algo que Montaño negó. Los nexos con el caso Audios son más complejos.

El presidente del Concejo, René Fernández (Demócratas) recordó que, desde que se presentó en enero, esa denuncia se llevó a dos alcaldes (Zacarías Jayta y López), al presidente del Concejo (Víctor Osinaga) y que tiene a una decena de personas con detención domiciliaria o preventiva.

Montaño necesita habilitar su firma para mantener en marcha al municipio, sobre todo para cumplir los pagos de fin de año, como el aguinaldo que tiene plazo. Fernández dice que habría otras dos firmas autorizadas; sin embargo, una fuente del Ejecutivo señaló que solo queda la del Secretario Administrativo Financiero, lo que no se sabe es si querrá continuar en el cargo o si Montaño tiene previsto reemplazarlo.

Sobre la investigación por corrupción, Fernández señaló que la situación es incierta. “Cuando se está en situación de privilegio, saltan los enemigos políticos que son los que activan las causas. Ojalá no le suceda”, deseó.

Mérida, desde su detención domiciliaria, acusó al MAS y sus operadores de haber conformado “una mafia tumba alcaldes” porque quien no se sometía era sacado. Acusó a los concejales del FPV de haberse dejado cooptar por el masismo y expresó su confianza en que el actual Gobierno haga justicia.