Opinión Bolivia

  • Diario Digital | sábado, 19 de octubre de 2019
  • Actualizado 16:15

EL DIPUTADO MASISTA MANEJÓ LOS CAMBIOS

Quillacollo: audios revelan que Gómez controla la Alcaldía

Las conversaciones lo involucran con Jhasmany Torrico. También pide controlar tres secretarías.
Quillacollo: audios revelan que Gómez controla la Alcaldía


Más de 30 audios de WhatsApp en los que presuntamente se escucha al diputado Lucio Gómez (MAS) definir con sus colaboradores quién ocuparía la Alcaldía de Quillacollo tras la suspensión de Eduardo Mérida y Zacarías Jayta y en qué unidades pondría personal de su confianza fueron difundidos ayer por la asambleísta departamental Lizeth Beramendi (UNICO), quien acusó al parlamentario de orquestar la crisis en ese municipio.

La asambleísta anunció que presentará una denuncia ante el Ministerio Público y entregará el material para que se inicie una investigación.

En los audios se puede reconocer la voz del diputado comentando por qué puso a Jayta (FPV) como sucesor de Mérida. "¿A quién más íbamos a poner? ¿Al Héctor (Montaño), al Willy (López), a la Angelina (Zeballos), al Antonio (Montaño)? El presidente del Concejo va a ser el Roberto (Vargas, del MAS), más fácil", comenta a uno de sus colaboradores que siempre se dirige a él como "jefe".

Luego de hacer alusión a los cuatro concejales del Frente para la Victoria (FPV), Gómez afirma que "hubiera querido" que el cargo lo ocupara Zeballos, pero le molestó que fuera a hacer declaraciones a los medios, aunque no detalla qué fue lo que dijo.

Zeballos salió al paso reprochando que Beramendi la haya involucrado en una reunión con Gómez y aclara que en el audio el diputado expresa su molestia por las denuncias de corrupción vertidas por la concejal. Dio plazo hasta hoy para que la asambleísta se retracte, caso contrario anunció un proceso por difamación.

Sobre la situación de Mérida, el diputado le dice a uno de sus interlocutores que él le advirtió que no se expusiera tanto en los medios de comunicación.

En febrero, Mérida fue enviado a la cárcel por presunto uso indebido de influencias y negociaciones incompatibles con la función pública. Su esposa fue recluida por complicidad en el cobro de diezmo, favorecimiento y destrucción de documentos.

Una de las voces afirma que Mérida dijo que Jhasmany Torrico, el jurista preso por un caso de consorcio de jueces y abogados, era un brazo operativo de Gómez.

En otros audios, Gómez alude a la detención y posterior salida de Jayta (FPV), así como cuándo y de qué forma llegará Antonio Montaño (FPV) a sucederle en la silla municipal.

Sobre Montaño, suspendido en junio, comenta que en una intervención al Concejo se llevaron los documentos y encontraron “las modificaciones de la planta”, en alusión al contrato por una planta asfaltadora con la empresa Vezla, que el exalcalde resolvió de manera irregular.

Al respecto, Montaño dijo ayer que, durante su gestión, “seguramente mucha gente tramó” a sus espaldas y generó inestabilidad en el municipio. Añadió que actuó “con valentía” al rescindir el contrato con Vezla y ejecutar la boleta de garantía. También negó haber contratado personal por favor político, como se señala en los audios.

El actual alcalde, Willy López, denunció a Montaño por anular la licitación del desayuno escolar para favorecer con invitaciones directas a otras empresas.

En los audios, hay personas que aconsejan a Gómez tomar bajo su mando las secretarías de Desarrollo Productivo, Municipal y de Desarrollo Humano, además de a quiénes nombrar en esos cargos. En otra grabación, el diputado dice que candidateará, pero no lo hará por el Movimiento Al Socialismo.

Las conversaciones también abordan la construcción de un hospital y una voz pide garantía a Gómez de que ya no habrá cambios en la Alcaldía para transar la coima. El presidente del Concejo, René Fernández (Demócratas), dijo que se buscará el origen de los audios para que se investigue y se adjunte a un caso similar en el que el Concejo es querellante.

OPINIÓN trató infructuosamente de contactar a Gómez.