Opinión Bolivia

  • Diario Digital | sábado, 26 de septiembre de 2020
  • Actualizado 16:41

Pueblo Yuqui llora la muerte de dos niñas en accidente de tránsito

Los indígenas de esta comunidad están entre los más vulnerables del país. Las muertes son dolorosas y más cuando se trata de su población más joven.
Jaqueline y Nancy Isategua, las niñas que murieron en el accidente. ELY LINARES
Jaqueline y Nancy Isategua, las niñas que murieron en el accidente. ELY LINARES
Pueblo Yuqui llora la muerte de dos niñas en accidente de tránsito

Jaqueline Isategua cumplió 15 años en abril; Nancy Isategua, su prima, los cumpliría este mes. Ambas, indígenas yuquis, murieron este martes en un accidente de tránsito y ahora el pueblo Yuqui llora su fallecimiento.

Este pueblo, asentado en la región del Trópico de Cochabamba, es uno de los más vulnerables del país; incluso está en riesgo de extinción. Su población es propensa a enfermedades y las muertes son dolorosas, más cuando se trata de su población más joven, en la que ven un mejor futuro para los yuquis.

Ely Linares, quien realiza apoyo técnico en el Consejo Indígena Yuqui, informó que el accidente ocurrió como a las seis de la tarde del martes. Las niñas iban en una motocicleta, por la zona del Puente Roto en Sesarsama, y se registró un choque con un vehículo Noah.

Las circunstancias del hecho todavía están en investigación.

“Esto ha provocado la muerte de dos niñas yuquis, han tenido golpes y han fallecido”.

Una está siendo velada en Chimoré y el otro cuerpo todavía estaba en la morgue de Ivirgarzama, la mañana de este miércoles. Prevén llevar ambos cuerpos a la comunidad yuqui de Bia Recuaté para el velorio.

“Realmente ha sido una tragedia. Eran niñas sanas. En este pueblo, la única promesa son los niños para hacer de la comunidad un lugar mejor”.

En Bia Recuaté no existe conexión a internet. Debido a la pandemia del coronavirus, se implementó la educación a distancia, lo que dificulta la situación de los estudiantes indígenas, por lo que, a veces, del pueblo para hacer sus tareas.

En esta caso, Jaqueline y Nancy no salían mucho. Lo hicieron para vender escobas con la mamá de una de ellas. Nacy era hija de la asambleísta Ruth Isategua.

“El pueblo yuqui está muy triste”.