Opinión Bolivia

  • Diario Digital | miércoles, 20 de octubre de 2021
  • Actualizado 18:46

Pruebas COVID-19 de la UMSS se usan solo en 3 lugares del país

La efectividad de estos test de coronavirus es de 93%, muy cerca de las PCR, y su demora para entregar resultados a pacientes es de menos de un día.
Imagen referencial de un trabajador en salud que toma una muestra de antígeno nasal. DICO SOLÍS
Imagen referencial de un trabajador en salud que toma una muestra de antígeno nasal. DICO SOLÍS
Pruebas COVID-19 de la UMSS se usan solo en 3 lugares del país

El kit de pruebas LAMP para el diagnóstico de COVID-19, fabricado por la Universidad Mayor de San Simón (UMSS), solo fue requerido en tres lugares del país tras un año de su fabricación.

El seguro de salud de la Universidad Mayor de San Andrés (UMSA) utiliza estas pruebas para realizar un diagnóstico generalizado de su población estudiantil, docente y administrativa. En primera instancia solicitaron 200 pruebas, pero recientemente comunicaron que requieren mil más, según informó el directos del Centro de Biotecnología y Nanotecnología Agropecuario y Forestal (CByNAF) de la UMSS, Jorge Rojas.

Otras instituciones que ya solicitaron estos kits para diagnóstico COVID-19 con la Universidad Autónoma del Beni Jósé Ballivián y el laboratorio privado Libertad, en Sacaba.

Rojas asegura que ninguna autoridad municipal, departamental o de Gobierno (transitorio o actual) se comunicó con la UMSS para adquirir estos kits.

100% AUTORIZADAS

Las mismas fueron elaboradas por el Laboratorio de Investigación y Desarrollo de Métodos de Diagnóstico Molecular (Lidtech) de la UMSS durante el mes de julio de 2020, cuando la primera ola de la pandemia del coronavirus registraba uno de sus puntos más álgidos en el país, con cifras altas de contagios y decesos.

La aprobación para su uso en territorio nacional le fue otorgada a principios del mes de septiembre, después de casi dos meses de realizar papeleo, juntas y demostraciones de efectividad con el Ministerio de Salud, la Agencia Estatal del Medicamento (Agemed) y la Coordinación Nacional de Laboratorios (Conalab).

Si embargo, septiembre ya había mostrado un descenso de casos de coronavirus. Fue algo tarde para la autorización de las pruebas LAMP, en la cual el interés se perdió por la baja en la demanda de pruebas COVID.

ASCENSO DE CASOS

Ya en enero de este año, el coronavirus volvió a encender las alarmas en todo el territorio, en lo que significó la segunda ola de la pandemia en el país. Para entonces, las solicitudes de pruebas PCR y de antígeno nasal fueron hechas por el Gobierno nacional a industrias del exterior, en medio de un contexto marcado por la escasez de insumos médicos.

Rojas aseguró que, una vez que el Gobierno actual asumió el mando, acudió a reunirse con personeros de la cartera de Salud con el fin de reiterarles sobre la existencia de estas pruebas y del proyecto que ya fue aprobado por el gobierno transitorio.

"Dijeron que no habían encontrado la más mínima información sobre las pruebas LAMP de la UMSS, así que les dejé la copia y quedaron en llamarme. Pero nunca me contactaron, tampoco los municipios o gobernaciones, nadie”, indicó.

PRECIOS

El precio “de fábrica” de las pruebas LAMP es de 80 bolivianos  y se estima que un laboratorio privado podría llegar a cobrar Bs 200 por la misma, tomando en cuenta el personal y los espacios de funcionamiento, además de los elementos de bioseguridad para los trabajadores.

Después de las pruebas COVID rápidas, en sangre, esta sería una de las más baratas del mercado, toda vez que la PCR tiene un costo aproximado de 600 bolivianos, antígeno nasal de 450, Elisa 400 y rápidas 180, en laboratorios privados.

EFECTIVIDAD

Según explica Rojas, las pruebas PCR tienen un 96% de efectividad, por lo que son las más requeridas en cuanto a urgencias y severas necesidades de certidumbre respecto a contagios.

“Las pruebas LAMP son efectivas al 93%, y por esos tres puntos de diferencia muchos se negaron a usarlas bajo el argumento de que ‘puede significar una vida’, pero estadísticamente eso no significa nada”, señaló.

Actualmente la UMSS fabrica estas pruebas solo a pedido, y el nivel de respuesta a requerimientos es de una semana. 

Países coo Urguay, Chile, Perú, además de muchos europeos, utIlizan las pruebas LAMP porque son económicas y puede procesarse una mayor cantidad de muestras en menos de un día.