Opinión Bolivia

  • Diario Digital | sábado, 25 de junio de 2022
  • Actualizado 12:51

SE PREVÉN MÁS DE 4 MILLONES DE BOLIVIANOS

Hay cinco proponentes para la auditoría ambiental de K’ara K’ara

Este miércoles, la Comisión de Calificación de la Gobernación realizó la apertura de sobres para la contratación.
La apertura de propuestas del Proceso de Contratación de la Auditoría Ambiental para el Botadero de K'ara K'ara, este 15 de junio. MELISSA REVOLLO
La apertura de propuestas del Proceso de Contratación de la Auditoría Ambiental para el Botadero de K'ara K'ara, este 15 de junio. MELISSA REVOLLO
Hay cinco proponentes para la auditoría ambiental de K’ara K’ara

Hay cinco proponentes para realizar la auditoría ambiental del botadero de K’ara K’ara; este miércoles, se desarrolló en la Gobernación de Cochabamba la apertura de propuestas del proceso de contratación.

A través de la Secretaría de la Madre Tierra, la Gobernación publicó el 18 de mayo la segunda convocatoria nacional de licitación pública para la auditoría ambiental. Esta contratación se busca desde hace una década para conocer los impactos del funcionamiento del relleno.

El jefe de la unidad de transparencia de la Gobernación, Eduardo Camacho Castellón, informó que la Comisión realizará la evaluación correspondiente para luego dar a conocer los resultados.

“Se ha cumplido con lo que establece el Decreto Supremo 181. Dentro ese marco, se ha publicado en la modalidad de licitación pública como corresponde por el monto que es más de 4 millones de bolivianos”.

Desde la Secretaria de Madre Tierra de la Gobernación, se informó antes que la auditoría trabajo demandará un año, entre 2022 y 2023. Determinará si conlleva un cierre del botadero o si puede continuar en operación. Si no se vuelve a declarar desierta la convocatoria, podría adjudicarse a una empresa consultora el 1 de julio. El plazo de postulación vence el 15 de junio.

El objetivo de esta auditoría ambiental es determinar el estado ambiental en el que se encuentra el botadero e identificar el grado de cumplimiento que hubo en cuanto a la normativa ambiental.

Se determinará si existe un grado de impacto que haya podido ocasionar o si hay daño ambiental en la zona donde opera; además, definirá si conlleva un cierre o si puede continuar en operación.