Opinión Bolivia

  • Diario Digital | viernes, 29 de mayo de 2020
  • Actualizado 16:01

GOBIERNO PIDE ACATAR LO QUE DICE LA OMS

Prevén incineración y entierro bajo tierra tras muerte, sin familiares

El protocolo establece las dos opciones y el recojo de los restos después de que pase la emergencia sanitaria para llevarlos a un nicho en el cementerio.
 
Las medidas de seguridad para evitar los contagios.  OPINIÓN
Las medidas de seguridad para evitar los contagios. OPINIÓN
Prevén incineración y entierro bajo tierra tras muerte, sin familiares

El ministro de Salud, Aníbal Cruz, recomendó ayer incinerar a los muertos infectados por coronavirus. 

El secretario de Salud de Santa Cruz, Óscar Urenda, dijo que los familiares de las víctimas fatales de la pandemia podrán retirar los restos cuando pase la emergencia sanitaria y llevar a un nicho.

De acuerdo a la Organización Mundial de la Salud (OMS), hay dos formas para enterrar a los fallecidos. El primero, por debajo de la tierra y no en un nicho, y el segundo; la cremación del cuerpo.

Según Cruz, " no corresponde" hablar de lo que se debe hacer con los cadáveres de los fallecidos en público. Solo acatar lo que dice la OMS al respecto.

"La pertinencia de la incineración del cuerpo es una recomendación o el entierro, pero no debe ser en nicho, sino en tierra. Por tanto, nosotros recomendamos de que se haga la incineración", dijo el Ministro en conferencia de prensa.

Por la mañana, el director del Cementerio General en La Paz, Ariel Conitzer, pidió al Ministerio de Salud activar los protocolos para el entierro o cremación de los cuerpos con COVID-19.

Aseguró que el enterrarlos con bolsas ocasionará un problema. Al respecto Cruz pidió no referirse de "forma despectiva" a ese procedimiento.

En Santa Cruz, la Gobernación optó por el entierro de los fallecidos por coronavirus con una doble bolsa.

Urenda, confirmó que las personas fallecidas con coronavirus serán incineradas o sepultadas en tierra, pero no en nichos comunes.

Explicó que inicialmente los cuerpos serán puestos bajo dos bolsas sanitizadas y luego entregados lo antes posible a la funeraria.

"Todos los pacientes que fallecen con coronavirus son entregados directamente a la funeraria y deben ser o incinerados o enterrados en tierra, no pueden ser enterrados en nichos comunes", remarcó.

LA SITUACIÓN En Bolivia ya hay seis muertos, tres en el departamento de La Paz y tres en Santa Cruz.

Según Conitzer, el campo santo en La Paz tiene las condiciones para recibir a los fallecidos por la pandemia. Tiene listo un horno de cremación que funciona desde enero de este año.

"No hay un protocolo del Ministerio de Salud que diga que es lo que se debe hacer en el caso de los fallecidos de coronavirus. Estamos en la capacidad de ofrecer un servicio de cremación. Tenemos un horno que está funcionado desde enero y febrero, para nosotros es importante el pronunciamiento de la autoridad competente que establezca un protocolo", sostuvo. 

Explicó que en caso, las autoridades sanitarias establecieran que no es necesaria la cremación. Lo que ocurriría es que el cuerpo del infectado estaría en una doble bolsa. Por lo tanto, el cuerpo no perdería nada de agua  y eso sería un problema.

"No porque el virus permanezca. De acuerdo a los estudios, este COVID-19 dura tres horas en una superficie, cuatro horas en otra. Sino porque nos genera un problema en el servicio del cual se va realizar", agregó. 

Para Conitzer son sumamente necesarios los protocolos para el entierro o cremación de los infectados que murieron.