Opinión Bolivia

  • Diario Digital | viernes, 18 de junio de 2021
  • Actualizado 22:51

Bajo presión, Concejo de Quillacollo analiza el desayuno; Alcalde revela negligencia de exautoridades

El trámite de contratación es devuelto entre la Alcaldía y el Concejo Municipal. Aproximadamente a las 20:15, el alcalde y concejales se reúnen con representantes de los padres de familia, comité cívico y transportistas.
La reunión que inició entre el Alcalde, Concejo, padres de familia, transportistas y Comité Cívico de Quillacollo. Prensa del Concejo
La reunión que inició entre el Alcalde, Concejo, padres de familia, transportistas y Comité Cívico de Quillacollo. Prensa del Concejo
Bajo presión, Concejo de Quillacollo analiza el desayuno; Alcalde revela negligencia de exautoridades

La Alcaldía y el Concejo Municipal de Quillacollo se acusan mutuamente de ser responsable de la falta de firma de un contrato para el desayuno escolar, carencia que ha llevado a los padres de familia a bloquear las calles, avenidas y carretera desde hace tres días. Esta jornada, Quillacollo vivió momentos de violencia tras que los papás intentaron hacer una toma del edificio municipal y fueron gasificados por la Policía. 

A mediodía, decenas de padres de familia rompieron los candados de seguridad de las oficinas de la Alcaldía e intentaron ingresar hasta las oficinas de la planta superior. Sin embargo, efectivos policiales gasificaron la zona para dispersar a los manifestantes.

La tensión se mantiene hasta la noche. El edificio municipal está bajo vigilia de los padres de familia. Concejales se mantienen reunidos para analizar el proceso de contratación y aproximadamente a las 20:00 ingresaron padres de familia para recibir explicación sobre el proceso.

La reunión inició aproximadamente a las 20:15 entre el Alcalde y concejales con representantes de los padres de familia, comité cívico y transportistas.

Las acusaciones son mutuas entre la Alcaldía y el Concejo por no haber firmado el contrato. Los padres de familia formaron una comisión de padres de familia. El contrato que firmó el alcalde fue rechazado porque no se cumplieron recomendaciones.

OBSERVACIONES DEL ALCALDE

El alcalde de Quillacollo, Willy López, reveló que las exautoridades de la gestión de Angelina Zeballos omitieron las recomendaciones que realizó la Contraloría General del Estado (CGE) para el proceso de licitación y adjudicación del desayuno escolar correspondiente a la gestión 2021.

"Las anteriores autoridades no tomaron en cuenta las observaciones de la Contraloría para el proceso de contratación de las empresas que proveerán del desayuno escolar", reveló en un boletín de prensa.

Según declaraciones de la autoridad, la Contraloría entre varios puntos, recomendó que los productos que consumirán los estudiantes, deben estar elaborados con mayores valores nutricionales, que las empresas cumplan con todos los requisitos estipulados en el documento base de contratación (DBC), que se tome en cuenta el universo de alumnos que estudian en Quillacollo y si las labores educativas serían presenciales o virtuales este año, por la pandemia del coronavirus.

López observó que pese a advertir algunas falencias; en el proceso de licitación iniciado el 22 de febrero, durante la gestión de Zeballos, a pedido e insistencia de los representantes de padres de familia, se dio continuidad al proceso iniciado, con la finalidad de garantizar la dotación del desayuno escolar en sus cuatro componentes de raciones líquidas, sólidas, frutas y cereales.

"El 22 de febrero ni bien asumo el municipio en un bloqueo en Huayculi acordamos con los padres que no se animaría  el proceso", manifestó.

Asimismo, señaló que el 30 de marzo se remitió al Concejo Municipal las carpetas del proceso de adjudicación del desayuno escolar, donde más de 20 empresas se presentaron como proponentes para que esta instancia autorice la firma de contrato.

No obstante, el ente Deliberante devolvió la documentación rechazando la adjudicación, después de 11 días, con argumentos que según el equipo técnico del Ejecutivo carecen de sustento legal.

Sin embargo, el pasado martes dicha documentación nuevamente fue enviada al Concejo Municipal, para su reconsideración, esperando que los concejales convoquen a sesión donde pongan a consideración su aprobación por tiempo y materia.

Por otra parte, López lamentó los incidentes que se registraron esta jornada en Quillacollo por un grupo de padres de familia que generaron destrozos en los ambientes del edificio municipal y el Concejo, donde los funcionarios públicos tuvieron que ser evacuados, para resguardar su integridad física y la Policía se vio obligada a utilizar agentes químicos para dispersar la concentración de personas que se reunió estando en plena pandemia del coronavirus.

Un grupo de personas no identificadas destrozó los vidrios de la Alcaldía y el Concejo, quemó la silla y mesa del portero del municipio, puso en riesgo la integridad de más de 40 servidores municipales, quienes quedaron encerrados al interior del edificio edil, tras el tapiado de la puerta principal y vigilia que mantuvieron en exteriores donde también se registraron agresiones físicas.

De acuerdo al boletín de prensa, extraoficialmente, se  conoce que el municipio presentará de oficio las denuncias ante el Ministerio Público por daños y atentado contra bienes del Estado.

Decenas de padres de familia rompieron los candados de seguridad de las oficinas de la Alcaldía e intentaron ingresar hasta las oficinas de la planta superior. Sin embargo, efectivos policiales gasificaron la zona para dispersar a los manifestantes.

Entre tanto, varios comerciantes, que se vieron afectados por el violento intento de toma de las oficinas de de la Alcaldía y la gasificación, denunciaron que varios niños y personas adultas sufrieron los efectos del gas y las piedras del enfrentamiento.