Opinión Bolivia

  • Diario Digital | domingo, 22 de septiembre de 2019
  • Actualizado 12:12

Premian inodoro ecológico junto a otros siete proyectos innovadores

Premian inodoro ecológico junto a otros siete proyectos innovadores

Un inodoro ecológico que separa heces y orina para convertirlos en abono orgánico es una de las ocho iniciativas innovadoras que ayer recibió el Reconocimiento a la Innovación “Kamay”, entregado por los empresarios privados en alianza con las universidades San Simón, Católica y Privada Boliviana.
La segunda versión del reconocimiento convocó a presentar propuestas que aporten a mejorar las condiciones del medioambiente y aprovechen eficientemente los recursos.
Grover Gandarillas, creador del inodoro ecológico, explicó que su propuesta no necesita agua ni plantas de tratamiento. Los residuos se almacenan por separado en contenedores, que luego de unos meses pueden ser cambiados.
El tratamiento solar es una de las opciones para eliminar bacterias y lograr abono natural.
Remy Russell, ingeniero ambiental que colaboró en el proyecto, explicó que la iniciativa requiere la participación de terceros que se encarguen de la fabricación de los contenedores y del manejo final de los residuos. Gandarillas añadió que eso requiere políticas públicas de impulso.
También se premió un purificador de aire, un sistema no contaminante para la cría de cerdos, mensajería ecológica, agricultura con riego controlado, un detergente que requiere menos agua de enjuague, un emprendimiento de reciclaje y un horno a leña que reduce la emisión de dióxido de carbono.