Opinión Bolivia

  • Diario Digital | jueves, 01 de diciembre de 2022
  • Actualizado 18:23

Pongo K’asa y Confital: el trueque mantiene vigencia en la región Andina

Comunarias participan de la feria del trueque en Pongo K'asa.             LUIS MAMANI
Comunarias participan de la feria del trueque en Pongo K'asa. LUIS MAMANI
Pongo K’asa y Confital: el trueque mantiene vigencia en la región Andina

El "Chhalaku" (trueque), así se llama la práctica ancestral que se mantiene firmemente en las ferias de la región andina de Cochabamba. 

Todos los sábados se realiza la feria agrícola y artesanía en la localidad de Pongo K'asa, kilómetro 94 de la carretera Cochabamba – Oruro. Los habitantes de las provincias de Arque, Tapacarí, Bolivar, Ayopaya y de los municipios de Sipe Sipe y Sicaya acuden para realizar el intercambio de sus productos agrícolas.

Desde una comunidad distante a 20 kilómetros del municipio de Arque, doña Norma llevó dos kilos de trigo, una cuartilla de chuño y dos kilos de cebada para intercambiarlos con cebolla, zanahoria, tomate, locoto y lechuga.

"Nuqayku kayllata puquchiyku llajtaypiqa, yap'illawayku chhalanapayqa. Mana qullqi kanchu rantinapaj (nosotros esto nomas producimos en mi pueblo y nos aceptan para cambiar, pues, porque aquí no hay dinero para comprar)", dijo con lamento al momento de intercambiar sus productos.

Doña Celia es la "caserita" que lleva sus verduras de Quillacollo desde hace 20 años a la feria de Pongo K'asa para intercambiar.

"Yo traigo todas las verduras y les acepto todo; traen papa, papalisa, trigo, haba, arveja, cebada, tarwi y chuño", aseguró doña Celia, mientras atendía a sus cuatro caseras que esperan pacientes su turno.

La feria se caracteriza también por la venta de productos artesanales como aguayos, chulos, chaquetas y otros tejidos, que ofrecen los habitantes de la región. 

Los días martes se realiza otra feria en la localidad de Confital, kilómetro 121 de la misma carretera, donde igualmente realizan el trueque de productos agrícolas.

El intercambio de productos en dichas ferias se realiza desde hace más de 35 años. Varias personas llevan sus productos desde los valles e intercambian con los productores de la región Andina.