Opinión Bolivia

  • Diario Digital | miércoles, 21 de octubre de 2020
  • Actualizado 00:25

Plantean carta única, pago con tarjeta y reducir en 50% la capacidad de restaurantes

Hay 27 medidas en un manual de bioseguridad para el funcionamiento de servicios gastronómicos elaborado por el Viceministerio de Turismo. Entre las determinaciones también figura la eliminación del menú personal.
Protocolo de bioseguridad establecido en un restaurante de Cochabamba que proyecta reabrir. Archivo
Protocolo de bioseguridad establecido en un restaurante de Cochabamba que proyecta reabrir. Archivo
Plantean carta única, pago con tarjeta y reducir en 50% la capacidad de restaurantes

¿Qué características tendrá el servicio gastronómico cuando pase la cuarentena? Tomando en cuenta experiencias internacionales, las autoridades bolivianas elaboraron un manual de bioseguridad con al menos 27 medidas que aplicará ese rubro cuando pase el brote de coronavirus.

El documento, delineado por el Viceministerio de Turismo, determina, entre otras cosas, que los restaurantes y bares establezcan una “adecuada distancia entre mesas y comensales”. Esto significará que su capacidad de atención reducirá al 50%.

Hay recomendaciones para toda la cadena gastronómica, desde la manipulación de los alimentos, hasta la atención de los comensales.

LIMPIEZA
En el ámbito de limpieza de ambientes y enseres, hay siete consejos. El que más destaca tiene que ver con la vajilla y utensilios que, según el manual, tienen que ser lavados con “agua jabonosa”, incluso si no fueron usados porque pudieron “estar en contacto con las manos de los clientes”.

Los manteles y servilletas deberán ser lavados “de forma industrial” y serán cambiados frecuentemente. Recomiendan que estos elementos sean, en lo posible, desechables.

ALIMENTOS
Postcuarentena, todos los restaurantes que ofrezcan comida buffet tendrán que contratar a un responsable de este servicio. La persona designada, ataviada con barbijo, gorro desechable y guantes, servirá los alimentos y evitará que los comensales manipulen los cucharones, cucharas y otros utensilios.

Hay dos sugerencias más en esta área, una tiene que ver con la higiene del personal y otra con el servicio de delivery.

ATENCIÓN
La atención tendrá siete características básicas. La primera se aplicará cuando el cliente llegue al restaurante: tendrá a disposición alcohol en gel u otra sustancia con base de alcohol 70% para desinfectarse las manos.

Serán recibidos por meseros u otros empleados que, además de atenderlos a 1.5 metros de distancia, estarán capacitados para identificar los síntomas del coronavirus, por si acaso acude algún enfermo.

Otra disposición del manual en este ámbito es que los establecimientos gastronómicos eliminen elementos uso común, desde los vinagreros, saleros y aceiteros, hasta los artículos decorativos.

Por otro lado, las mesas solo serán montadas cuando los comensales estén sentados, antes no, para reducir la manipulación de cubiertos y servilletas.

MENÚ
Antes de la pandemia, los meseros llevaban el menú a cada mesa y, casi siempre, pasaba de mano en mano, hasta que los comensales tomen la decisión de qué ordenar. Después de la cuarentena, la carta será única y estará en un lugar visible para evitar ese proceso.

El mesero ya no llevará la cuenta del consumo a cada mesa, los clientes tendrán que aproximarse a la caja para pagar. El manual establece que, en lo posible, el pago se realice con tarjeta y no con efectivo.

Entrando en la página solicitada Saltar publicidad