Opinión Bolivia

  • Diario Digital | miércoles, 28 de julio de 2021
  • Actualizado 06:37

Piden no fomentar el comercio de animales en el Día Mundial de la Vida Silvestre

Desde la Alcaldía de Cochabamba relataron la difícil labor que cumplen los veterinarios del refugio municipal para restablecer la salud de las especies rescatadas.
 
Un tucán que permanece en el refugio municipal de animales. GAMC
Un tucán que permanece en el refugio municipal de animales. GAMC
Piden no fomentar el comercio de animales en el Día Mundial de la Vida Silvestre

En el Día Mundial de la Vida Silvestre, este miércoles 3 de marzo, el secretario de Desarrollo Sustentable del municipio pidió a la población no fomentar la compra y venta de animales silvestres, por la grave afectación que estas acciones tienen en la salud de las distintas especies al criarlas en ambientes ajenos a su hábitat natural.

"Recomendamos (sobre todo) a los niños que no pidan de mascotas, no son mascotas los animales silvestres, son animales que tiene que estar en sus lugares de origen, su hábitat, para que ellos también puedan disfrutar de la vida como se merece cada ser vivo", manifestó el secretario de Desarrollo Sustentable del municipio, Elvis Gutiérrez, a tiempo de detallar el difícil trabajo que implica rehabilitar a las especies rescatadas en el interior del refugio de animales de la Alcaldia.

Si bien la mayor parte de los animales que reside en el refugio municipal son aves, también hay tortugas y hasta quirquinchos. Muchos de ellos fueron encontrados en puestos de venta del mercado La Pampa, en operativos de control realizado por Pofoma y la dirección de Medio Ambiente.

Gutiérrez detalló que, a la fecha, el refugio municipal de animales alberga al menos a 135 animales, muchos de ellos en peligro de extinción y otros que presentan un estado de salud sumamente delicados, dado que fueron hallados con partes del cuerpo severamente dañadas, incluso con alas rotas o ciegos.

Algunos de los animales rescatados tienen la posibilidad de retornar a su hábitat natural pero muchos de ellos no, tras las secuelas de los graves daños y haber permanecido en cautiverio por mucho tiempo.