Opinión Bolivia

  • Diario Digital | domingo, 17 de octubre de 2021
  • Actualizado 04:44

EFEMÉRIDE 211

Pese a pedidos de unidad, Cochabamba celebra dividida

Reyes Villa no fue convocado a la iza de banderas; Sánchez pidió disculpas. La Alcaldía y la Gobernación hicieron sesiones de honor y serenatas por separado.

Autoridades del Gobierno central, Gobernación y Alcaldía de Cochabamba durante la iza de banderas.          NOÉ PORTUGAL
Autoridades del Gobierno central, Gobernación y Alcaldía de Cochabamba durante la iza de banderas. NOÉ PORTUGAL
Pese a pedidos de unidad, Cochabamba celebra dividida

Pese a los pedidos de unidad que marcaron el inicio de la gestión de la Alcaldía y la Gobernación de Cochabamba, el departamento celebró divido el 211 aniversario del grito libertario. 

Ayer, durante la iza de banderas en honor a la efeméride departamental, el alcalde Manfred Reyes Villa no fue convocado y calificó el hecho como un acto de confrontación. "Yo creo que esa línea es la que no debemos buscar nosotros. La gente consciente, los bolivianos, son los que están con la unidad, no con la línea de la confrontación. Este era un acto cívico, no político", indicó. 

Entre tanto, el gobernador Humberto Sánchez pidió disculpas por el desplante a la autoridad edil y dijo que se trató de un "lapsus" protocolar. “Debió haber algunos lapsus en ese temario… ese tema escapa de mi voluntad; sin embargo, queremos pedir disculpas porque no fue tomado en cuenta", dijo.   

Durante los actos que prosiguieron a lo largo del día, como el desfile por inmediaciones del Casco Viejo, simpatizantes de Reyes Villa y del presidente de Bolivia, Luis Arce —quien llegó al departamento hace varios días—, vitorearon sus nombres, respectivamente, a modo de competencia. 

Asimismo, previo al día del aniversario, la Gobernación realizó la sesión de honor entre la Asamblea Legislativa Departamental y la Brigada Parlamentaria en el Comando y Estado Mayor. 

Por su parte, la Alcaldía de Cochabamba oficializó la sesión de honor del Concejo Municipal en el teatro Achá. Ambas instancias entregaron, por separado, reconocimientos a los ciudadanos meritorios. 

Otro de los actos que demostró la división entre la Gobernación y la Alcaldía fueron las serenatas que realizaron en horarios similares. 

La primera lo hizo en la Plaza Principal. Comenzó a las 19:00 y fue de carácter virtual, aunque sí se evidenció bastante concentración de personas en los alrededores. 

Por su parte, la Alcaldía llevó a cabo su festejo a Cochabamba en el campus de la Feria Internacional de Cochabamba. El evento fue presencial, con aforo de 2.000 personas, pero también se transmitió virtualmente.

La Iglesia, a través del arzobispo Óscar Aparicio, resaltó durante la misa de Tedeum, que Cochabamba recibe un nuevo aniversario con bastantes problemas como los altos casos de feminicidios, el incremento de la producción de droga, los problemas de contaminación ambiental, la poca protección a los niños, la alta migración, el exceso de basura y la falta de servicios básicos.

Durante la misa, Aparicio dijo que este día (la efeméride) debe impulsar la reconciliación, unidad y vocación de servicio de las autoridades.