Opinión Bolivia

  • Diario Digital | sábado, 15 de agosto de 2020
  • Actualizado 04:40

Dos periodistas de Cochabamba luchan por su vida; hay 12 confirmados y 22 sospechosos

Trabajadores de la prensa de los municipios de Cochabamba, Sacaba y Quillacollo fueron los más afectados. 
 
Periodistas buscando declaraciones de un recuperado por COVID-19. DICO SOLÍS
Periodistas buscando declaraciones de un recuperado por COVID-19. DICO SOLÍS
Dos periodistas de Cochabamba luchan por su vida; hay 12 confirmados y 22 sospechosos

Catorce periodistas y trabajadores de la prensa de Cochabamba dieron positivo a la prueba de COVID-19, de ellos dos están en terapia intensiva y luchan por su vida. 

El ejecutivo de la Federación de Trabajadores de la Prensa de Cochabamba, David Ovando, informó que el pasado fin de semana fueron días negros para las familias de los periodistas porque  se empezó a confirmar el contagio de 14 trabajadores, la mayoría radialistas, periodistas de medios escritos y de televisión.

Dos de los periodistas permanecen en terapia intensiva y su situación es muy delicada. “Están luchando por sus vidas. Otro trabajador recibe atención médica en su domicilio particular y necesita oxígeno. Es un asegurado de la Caja Nacional de Salud (CNS), pero el sistema de seguro social ha colapsado y lo ha rechazado por falta de espacio, incluso en las clínicas privadas como Los Olivos, Los Ángeles y otras tienen dificultades con capacidad de recepción de casos”.

Señaló que en el caso de ambos trabajadores de la prensa, sus familiares tuvieron que peregrinar por los hospitales en busca de atención. El segundo infectado tuvo mejores respuestas al tratamiento.

Ovando especificó que los pacientes corresponden a los municipios de Cochabamba, Quillacollo y Sacaba.

Del total de periodistas afectados, siete se recuperan en sus domicilios y uno recibirá alta médica en las próximas horas del hospital Solomon Klein, luego de 14 días de aislamiento.

Hasta ayer, martes 7 de julio, habían 22 comunicadores sociales con sospechas de haber contraído la enfermedad. “Pero con seguridad ese número ha subido hasta hoy”, dijo Ovando.

DENUNCIA

El dirigente de los trabajadores de la prensa de Cochabamba señaló que recibió denuncias de que un medio de comunicación quiso obligar a sus periodistas con COVID-19 a salir a las calles a realizar las coberturas diarias.

“Como Federación estamos ayudando a los colegas con sus medios de comunicación. Además, hubo exigencias de baja médica y en algunos casos, pese a tener la prueba de positivos seguían pidiendo que trabajen en las calles”, dijo.

Ante el colapso de los hospitales, los periodistas fueron atendidos por médicos vía Zoom.