Opinión Bolivia

  • Diario Digital | martes, 28 de mayo de 2024
  • Actualizado 00:32

Paralización de planta de aguas de Albarrancho puede afectar a zonas bajas y aledañas

El canal de ingreso de aguas servidas en Albarrancho, sin funcionar./ DICO SOLÍS
El canal de ingreso de aguas servidas en Albarrancho, sin funcionar./ DICO SOLÍS
Paralización de planta de aguas de Albarrancho puede afectar a zonas bajas y aledañas

Los vecinos de 1 de Mayo cumplieron ayer su segundo día en la Planta de Tratamiento de Aguas Residuales de Albarrancho, con bloqueos y al interior de los predios, sin la opción de que funcione la planta. Este tipo de situaciones, según el Servicio municipal de Agua Potable y Alcantarillado (Semapa), puede derivar en el colapso del sistema de alcantarillado en la ciudad, afectando, en principio a zonas bajas y aledañas.

El sector movilizado demanda la ejecución de obras de alcantarillado, asfaltado, empedrado y la conclusión de obras a la Alcaldía de Cochabamba. Apuntando a una solución, el alcalde Manfred Reyes Villa agendó una reunión con los vecinos para el 24 de julio. Sin embargo, ayer, las medidas de presión continuaban.

El gerente de Operaciones de Semapa, Christian Jacobs, dijo que la toma de la planta afecta al normal funcionamiento del sistema de alcantarillado, en especial en los emisarios y colectores principales. Esto produce un estancamiento y sedimentación a las tuberías, lo cual puede ocasionar un reflujo y, por ende, rebalses en los sectores aledaños a la planta de tratamiento, como 1 de Mayo, La Tamborada y OTB Bolívar, además de sectores bajos, como La Chimba.

Las autoridades de Semapa denunciaron que se quitaron volantes y se habrían dañado pernos.

Por su lado, el secretario de Salud de la Alcaldía, Aníbal Cruz, calificó lo ocurrido en Albarrancho como un atentado de “lesa humanidad”.

Explicó que los desechos sanitarios y las disposiciones hospitalarias que se evacúan a través de los ductos del alcantarillado de Semapa son de “alta toxicidad” porque cuentan con organismos patógenos, provenientes en su mayoría, del tracto intestinal.