Opinión Bolivia

  • Diario Digital | viernes, 30 de julio de 2021
  • Actualizado 10:06

Padres de familia y magisterio apoyan reanudación de clases con carnet de vacunación

En los centros urbanos seguirán las clases a distancia tanto en colegios privados, de convenio y fiscales mientras no bajen los casos de contagios de la COVID-19.

Escolares pasan clases en pandemia. ARCHIVO
Escolares pasan clases en pandemia. ARCHIVO
Padres de familia y magisterio apoyan reanudación de clases con carnet de vacunación

Padres de familia y maestros urbanos apoyan la decisión del Ministerio de Educación de exigir el carnet de vacunación a profesores y padres para el retorno a clases presenciales y semipresenciales en las zonas rurales o donde no haya casos registrados de coronavirus.

“Es una decisión atinada para presionar a la sociedad a que vaya a vacunarse para prevenir los contagios, más cuando ya anunciaron que se viene la cuarta ola”, afirmó el presidente de la Asociación de Padres de Familia de Colegios Privados de Cochabamba y Bolivia, Ernesto Suárez Arévalo.

El ministro de Educación, Adrián Quelca, anunció ayer que a partir de esta semana  se controlará el carnet de vacuna a profesores y padres de familia de unidades educativas donde se pasan clases presenciales o semipresenciales.

Suárez aclaró que la reanudación de las clases, será de acuerdo a una reunión con Quelca, en los lugares alejados por la preocupación del escaso acceso a internet de los niños, quienes deben ir hasta los cerros para captar la señal.

Entre tanto, en los centros urbanos seguirán las clases a distancia tanto en colegios privados, de convenio y fiscales mientras no bajen los casos de contagios de la COVID-19.

“Lo que se debe prever son las condiciones si hay un retorno a clases para que las alcaldías y el Gobierno doten de todas las medidas de bioseguridad, pero sabemos que no lo están haciendo porque no hay presupuesto para eso”, alertó el presidente de la Junta Escolar del colegio Mariano Antezana B, Nimar Chambi.

Entre tanto, la dirigente de la Federación de Maestros Urbanos de Cochabamba, Norma Barrón, aplaudió la decisión, pero pidió que la vacuna pueda ser ampliada a jóvenes de 15 años en adelante y si las pruebas e informes científicos lo permiten, a niños.

“Instamos a que se vacunen maestros, estudiantes y padres de familia porque estamos frente a una pandemia y no pueden existir personas antivacunas. Asimismo, pedimos al Gobierno que garantice la llegada de las vacunas y vacunación a todos”, concluyó Barrón.