Opinión Bolivia

  • Diario Digital | lunes, 06 de diciembre de 2021
  • Actualizado 17:58

Los padres deben estar en alerta si un niño tiene fiebre, tos y dificultad al respirar

Recomendó que la atención médica debe ser inmediata porque la pérdida de tiempo puede ser fatal, igual que sucede con un adulto.
Raúl Copana, médico pediatra intensivista.
En especialista explicó en Buena Noche de OPINIÓN
Raúl Copana, médico pediatra intensivista en Buena Noche de OPINIÓN.
Los padres deben estar en alerta si un niño tiene fiebre, tos y dificultad al respirar

El virus empieza a atacar más a los niños y la enfermedad puede ser igual de peligrosa que en los adultos, advirtió Raúl Copana, médico pediatra intensivista.

En especialista explicó en Buena Noche de OPINIÓN que los padres de familia deben estar atentos a los síntomas que presentan los menores de edad en sus casas, entre ellos la aparición de fiebre, tos, dificultad al respirar, diarrea y erupciones cutáneas.

Recomendó que la atención médica debe ser inmediata porque la pérdida de tiempo puede ser fatal, igual que sucede con un adulto.

Se basó en estudios de la Organización Mundial de la Salud, el Ministerio de Salud y del Servicio Departamental de Salud, SEDES, en el uso de la mascarilla infantil el tiempo que el menor soporte y sea necesario. “Claro, no es recomendable cuando el niño está con dificultad para respirar”, dijo.  

Afirmó que mucha gente piensa que los niños no se enferman, lo que consideró un error. “Los niños pueden enfermarse desde los primeros días de vida. Claro es menos frecuente, pero cuando el paciente pediátrico ya se encuentra en una situación crítica es igual de complicado que el caso de un adulto”.  

El especialista dijo sentir que la gente se ha agotado con la COVID, pero que es importante no bajar la guardia y continuar aplicando las medidas de bioseguridad como el lavado de manos, el uso de la mascarilla infantil, el alcohol en gel. “Si el niño hace ejercicios, entonces el distanciamiento social incluso debe ser de cinco metros de distancia”.

Concluyó señalando que el menor de edad aprenderá del ejemplo que les dan sus papás.

Actualmente, en el Hospital del Niño, donde Copana presta servicios están dos niños internados. Uno de esos casos dio positivo y el otro está bajo sospecha. “Hay que aclarar que el tratamiento es de soporte. Los virus no tiene cura”.