Opinión Bolivia

  • Diario Digital | martes, 29 de noviembre de 2022
  • Actualizado 14:00

SALUD

Mamá que dio a luz pese a su problema renal ya volvió al tratamiento normal

La “bebé milagro” nació hace una semana y continúa recibiendo atención en el hospital. Su madre cumple diálisis tres veces a la semana.
María en la sala de hemodiálisis del Instituto del Riñón, este 5 de septiembre. DICO SOLÍS
María, en la sala de hemodiálisis del Instituto del Riñón, este 5 de septiembre. DICO SOLÍS
Mamá que dio a luz pese a su problema renal ya volvió al tratamiento normal

María, de 24 años, dio a luz el pasado 29 de agosto. Ella es una paciente renal que recibió atención especial, por parte de un equipo de médicos del Materno Infantil Germán Urquidi de Cochabamba y del Instituto del Riñón, para que su embarazo llegue a término. Tanto ella como su bebé, considerada un “milagro”, están estables.

Durante su embarazo, María hacía hemodiálisis cinco veces a la semana, cuatro horas en cada sesión. Ahora, ya volvió al tratamiento normal, tres veces por semana.

Es paciente del Instituto del Riñón, Atención Integral en Nefrología (AIN). Ahí, por convenio con el Sistema Único de Salud (SUS), atienden de manera gratuita a decenas de personas.

En AIN conocieron, en siete años, cuatro casos de embarazos en mujeres con enfermedad renal. De ellas, dos perdieron a sus bebés.

El médico Marcelo Quinteros describió que, en la actualidad, con los avances de la tecnología es posible hacer un mejor seguimiento a la madre y al bebé. En este centro cuentan con un equipo que permite hacer hemodiafiltración.

“Es lo más parecido a un riñón normal. Esta máquina la reservamos para pacientes que se van a trasplantar, aquellos que tienen problemas del corazón y también pacientes que tienen esta necesidad, como María, durante su gestación”.

María, quien este lunes dializaba, se mostró tranquila y explicó que ya retoma su tratamiento habitual, tres veces a la semana.

Entretanto, su bebé continúa internada, pero está estable. María va cada día al maternológico para alimentarla.

Esta joven madre ya tiene un donante de riñón: su hermano. Se prevé una cirugía gratuita, en el marco del programa de Gobierno que subvenciona estas intervenciones y tratamientos. El procedimiento está postergado durante un par de años, mientras dure la lactancia, para evitar que los medicamentos generen problemas en la pequeña.

Quinteros describió que, en los últimos 15 años, la Nefrología tuvo avances importantes. Recordó que, en 2013, él era el médico nefrólogo número 13 en Cochabamba y que, en la actualidad, ya hay más de 35. También aumentaron los centros de diálisis.

Además, también mejoró la situación de los pacientes el hecho de que el Estado subvenciona los tratamientos, a través del Ministerio de Salud.

En 2003, en Cochabamba, poco más de 100 personas recibían alguna ayuda. En la actualidad, hay más de 2 mil, sin contar la seguridad social.

“Entonces, sin diferencia económica, religiosa, política, cualquier ciudadano puede acceder en condiciones de enfermedad renal a este tratamiento y también al trasplante”.

El médico informó que, en Bolivia, la población en diálisis es joven y en etapa productiva, a diferencia de otros países donde por lo general son adultos mayores.

El profesional recomendó chequeos médicos anuales para detectar la enfermedad a tiempo para una cura. Además, se debe considerar si en las familias hay personas con diabetes o hipertensión.

En Cochabamba, hay 10 centros privados que en convenio con el Estado atienden de manera gratuita. En el Instituto del Riñón existen 65 pacientes del SUS y 16 del Seguro Universitario.