Opinión Bolivia

  • Diario Digital | domingo, 03 de julio de 2022
  • Actualizado 00:25

Nuevo modelo académico dependerá de voluntad política en la UMSS

Del 5 al 15 de noviembre está previsto se desarrolle el III Congreso Universitario que tiene el reto de lograr una “transformación universitaria” tras estar bajo el ojo de la tormenta por varias denuncias.
Asamblea docente ayer con miras al III Congreso Universitario. KAREN CARRILLO
Asamblea docente ayer con miras al III Congreso Universitario. KAREN CARRILLO
Nuevo modelo académico dependerá de voluntad política en la UMSS

La Universidad Mayor de San Simón (UMSS) enfrenta un reto: instalar el III Congreso Universitario con miras a generar las condiciones para tener un nuevo modelo de universidad en el que lo académico sea prioridad; pero, una vez más, dependerá de la voluntad política de los diferentes actores.

En febrero de este año, el Consejo Universitario de la UMSS designó a la Secretaría Permanente de la organización del III Congreso Universitario que está previsto se desarrolle del 5 al 15 de noviembre.

Desde entonces, se conformaron cinco comisiones de trabajo en el área jurídica institucional, administrativa financiera, de régimen docente, de régimen estudiantil y académica. Además, se definió la existencia de 26 subcomisiones, conformadas por docentes, estudiantes y administrativos, que realizan tareas específicas.

Una de ellas es la subcomisión de modelo académico, que será la base para el trabajo de las demás comisiones, y que hasta ahora concluyó que la UMSS tiene una dispersión del modelo académico. “Es una mezcla de todo”, explicó el secretario de la Secretaría Permanente de la organización del III Congreso Universitario, René Orosco.

En tal sentido, Orosco indicó que de manera preliminar esta subcomisión propone la “matricialidad” de las carreras, lo que quiere decir que existan materias que sirvan para ciclos básicos, pero que luego el estudiante puede elegir qué perfil seguir y tomar las materias de más arriba para especializarse. 

“Debe existir un Congreso Universitario por muchos factores: la norma ya es antigua, la Constitución es otra, hay que adecuar la normativa, la pandemia nos da la posibilidad de aprovechar la virtualidad”, enumeró Orosco como las razones para su realización.

Actualmente, la UMSS tiene 80 mil estudiantes que realizan sus estudios superiores, casi 2 mil docentes y un número similar de personal administrativo. Este año, como en otras oportunidades, está en el ojo de la tormenta por los hechos de nepotismo, clanes familiares y estudiantes “dinosaurios”, entre otros.

“Hay un compromiso con la sociedad. La universidad ya no puede aguantar la normativa anterior. Si bien sigue funcionando, pero hay que adecuarla. En la medida en que hagamos acuerdos vamos a coincidir en hacer una transformación universitaria o una reforma parcial”, concluyó Orosco. 

DOCENTES

Ayer la Federación Universitaria Docente (FUD) realizó una asamblea en la que abordó como uno de los temas el III Congreso Universitario. Después de diferentes argumentaciones, se definió la participación tanto de docentes titulares como extraordinarios en el mismo. Sin embargo, hace falta definir el cómo.