Opinión Bolivia

  • Diario Digital | miércoles, 07 de diciembre de 2022
  • Actualizado 18:11

Niños ecoperiodistas exponen problemas de ríos y comunidades

Una veintena de fotorreportajes elaborados en Cochabamba reflejan falta de atención de las autoridades y descuido de pobladores. 
La exposición de los fotorreportajes en la Universidad Católica, en días recientes. MELISSA REVOLLO
La exposición de los fotorreportajes en la Universidad Católica, en días recientes. MELISSA REVOLLO
Niños ecoperiodistas exponen problemas de ríos y comunidades

La contaminación, el manejo inadecuado de la basura, pero también compromiso y buenas prácticas en favor del medio ambiente se reflejaron en una veintena de fotorreportajes elaborados por niños de distintos municipios de Cochabamba.

Fue una actividad que concluyó con el foro “El agua nuestra de cada día” en el que participaron Terre des Hommes Suisse, Universidad Católica San Pablo, Fundación Ayni y Fundación Estrellas en la Calle. En el acto destacaron niños ecoperiodistas.

Sus trabajos fueron expuestos en banners con fotografías y textos breves.

SERVICIOS BÁSICOS

‘El colegio Santa Rosa de Lima tiene 885 estudiantes, pero carece de agua’ fue el trabajo de José Luis Chamaca. El municipio provee el líquido; pero, cuando falta, la junta escolar asume gastos.

‘Agua cara y de mala calidad en la cuarentena’, presentó Anayde Choquevilla, quien describió la situación en el barrio Alto San Juan de Dios, en Arbieto, donde utilizaban el rio para lavar la ropa y evitar el gasto de agua en sus casas.

Dayana Grisel Higueras expuso ‘En Santa Rosa de Lima nadie desperdicia el agua’, destacando de manera positiva que los vecinos reciclan, considerando que carecen de pozos y agua potable.

Peter Negrete también encontró puntos positivos y publicó ‘Las familias de Cerro Verde cuidan y ahorran el agua que es escasa’, como en el barrio Libertador, donde tienen un tanque que sirve a toda la zona.

CONTAMINACIÓN

María Wilse Mérida publicó ‘La fuerza del río de La Villa sirve para procesar el tarwi, chuchusmuti, pero corre peligro’, en Punata. La gente lava ropa en el afluente; pero, el jabón ensucia el agua y llega donde se lava el tarwi.

Erlan Leandro Revollo se enfocó que ‘Animales de la laguna alalay en riesgo por la contaminación’ y describió que en esta fuente de agua habita gran diversidad de animales.

Bladimir Huayhua hizo el fotorreportaje ‘Malos olores de la laguna Alalay molestan y afectan a la salud de las personas’, debido al agua detenida.

Tamara Doris Tenorio presentó ‘184 razones para salvar a la laguna Alalay’, refiriéndose a las 184 especies que ahí habitan.

Jairo Larico tituló ‘El río Paracaya agoniza’ y expuso las diferencias hace 10 años. “No era completamente cristalina, pero no estaba contaminada”.

María José Mérida publicó ‘El río Paracaya está contaminado por los desechos que bota la gente’. Mostró plásticos, escombros, animales muertos y otros, en San Benito.

Jonathan Ricardo Chuma expuso ‘Agricultores de Wata Mayu usan agua de pozo para el riego’, en Sacaba. Argumentó que falta agua para los agricultores. “Los ríos se están secando y están contaminados por causa de las alcantarillas y la basura”.

Cristian Condori presentó ‘La Angostura, un lugar turístico, pero contaminado’.

BASURA

Taina Moya publicó ‘Un barrio bonito afectado por la basura’, y describió Cerro San Miguel.

Kevin Condori mostró ‘A San Miguel mandan policías, pero no ponen basureros’.

Fátima Janet Olivera presentó el fotorreportaje ‘Queman basura en Cerro Verde y no usan el carro recolector’.

Fidelia Cruz puso su mirada en su colegio. ‘Envases de golosinas demasiado grandes generan mucha basura’, fue su trabajo. Dijo que “las envolturas son de tamaño excesivo respecto a su contenido”.

Cristian Maldonado encontró un ángulo positivo. ‘En Arbieto no hay contenedores, pero sí creatividad’ fue su fotorreportaje. Describió una feria del reciclaje en el barrio Santa Rosa de Lima.

Por otro lado, Luis Miguel Calderón decidió trabajar ‘Provocan incendios en la zona rural de Santa Rosa de Lima’. Denunció que “incendios provocados en sectores con vegetación, árboles y fauna silvestre nativa se hacen para poder ocupar esos espacios con la construcción de casas pequeñas para luego lotear”.

A Jhoselin García le llamó la atención la mega construcción de la sede de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) e hizo el fotorreportaje ‘Las plantas no sobreviven en el terreno de Unasur’. 

Mientras, María Eugenia Condori volcó su mirada a una práctica cultural de cuando muere algún familiar. En su trabajo ‘El río también se lleva las penas por la muerte’ mostró el ritual del denominado “lavatorio” tras la muerte de su abuela, el lavado de la ropa de la difunta, para despedirse de ella, en el río de La Angostura, en Arbieto.