Opinión Bolivia

  • Diario Digital | viernes, 05 de junio de 2020
  • Actualizado 09:41

Niña de 11 años da a luz tras gestiones de Defensoría en hospital que negó atención

Imagen ilustrativa de violencia infantil. Foto: Pixabay
Imagen ilustrativa de violencia infantil. Foto: Pixabay
Niña de 11 años da a luz tras gestiones de Defensoría en hospital que negó atención

La Defensoría del Pueblo de Cochabamba reportó que, a una menor de 11 años, en estado de gestación, le negaron la atención médica debido a que no tenía el carnet del Seguro Universal de Salud (SUS). La institución tuvo que intervenir para que la niña sea atendida y dé a luz a su bebé después de ingresar a quirófano de emergencia, de acuerdo con el boletín institucional. 

La menor fue víctima de violencia sexual en el departamento de Beni, pero la madre se enteró de su embarazo en enero, casi en la etapa final del estado de gestación. Formalizó la denuncia ante las autoridades, pero a la fecha los autores no fueron aprehendidos pese a que existe mandamientos de aprehensión para los denunciados, quienes fueron declarados en rebeldía. Se sospecha que huyeron a otra ciudad. Actualmente, la niña recibe apoyo del personal de la Fundación Una Brisa de Esperanza. 

La Defensoría del Pueblo manifestó su preocupación ante este tipo de casos, donde menores de edad llevan un embarazo producto de una violación, afectando su desarrollo integral y poniendo en peligro su estado de salud e incluso su vida.

En este caso, lamentó que no se haya podido aplicar la Sentencia Constitucional 206/2014 que permite la interrupción legal del embarazo cuando la salud o la vida de la embarazada se encuentra en peligro, cuando existe malformaciones en el feto o cuando es producto de violencia sexual o estupro. La niña sobrepasó las 26 semanas de gestación, lo que imposibilitó ese procedimiento. 

Asimismo, tratándose de una menor de edad, el representante de la Defensoría del Pueblo en Cochabamba, pidió al director del hospital donde atendieron a la víctima que permanezcan en una habitación individual para proteger su identidad y cumplir la confidencialidad que se exige en este tipo de casos.

También solicitó al Ministerio Público seguir las investigaciones de este vejamen en el plazo que prevé la norma y establecer las responsabilidades contra los autores para que el hecho no quede impune.