Opinión Bolivia

  • Diario Digital | viernes, 24 de junio de 2022
  • Actualizado 17:47

Ángel, la perrita en silla de ruedas que contagia esperanza por las calles de Cochabamba

Pese a un diagnóstico fatal y a no tener dueños, la perrita Ángel sobrellevó un accidente automovilístico y ahora junto con su dueña, Katherine, busca una segunda oportunidad.
Ángel, la perrita en silla de ruedas que contagia esperanza por las calles de Cochabamba. /OPINIÓN
Ángel, la perrita en silla de ruedas que contagia esperanza por las calles de Cochabamba. /OPINIÓN
Ángel, la perrita en silla de ruedas que contagia esperanza por las calles de Cochabamba

Con una silla de ruedas como patitas traseras, voluntad y lealtad, Ángel, una perrita que fue atropellada por una camioneta contagia esperanza por las calles de Cochabamba al lado de su dueña Katherine Restrepo, quien junto a sus amigos la rescataron de la muerte y ahora venden dulces en la zona de Chiquicollo y la avenida América para poder pagar la alimentación de la mascota y sus medicamentos.

La perrita fue atropellada en Argentina por una camioneta, accidente que la dejó tendida en la carretera, agonizando de dolor y sin posibilidad de poder moverse. Nadie la ayudaba hasta que llegó, Katherine, colombiana de nacimiento, quien la levantó, la llevó a un veterinario y contó su historia a OPINIÓN.

El diagnóstico era fatal, “no hay nada que hacer”, dijo el doctor, según el relato de la muchacha colombiana quien apostó por la perrita y la ayudó a sobrellevar el pronóstico. 

“Le construimos esta silla para que pueda caminar, al principio le costó acostumbrarse, pero sus ganitas de caminar le ayudaron a adaptarse. Después de un tiempo nos vinimos a Bolivia y aquí las dos vendemos dulces para poder pagar su comida y sus medicamentos”, relató la joven.

Ángel, la perrita en silla de ruedas que contagia esperanza por las calles de Cochabamba./ OPINIÓN

Katherine explicó que Ángel tiene una vértebra fracturada, razón que le impide usar las patas traseras. “Lastimosamente esa fractura le impide caminar, es por eso que la silla le sirve. La gente nos puede ayudar comprándonos dulces y chocolates, así le podemos comprar otras cosas de mejor calidad y alimentarla”, afirmó Katherine.

Si usted desea ayudar a Ángel, puede buscarla en la zona de Chiquicollo o sobre la avenida América. La perrita necesita dinero para sus croquetas, otros alimentos y medicamentos para sobrellevar las consecuencias de su accidente. También puede comunicarse de forma directa al número 75166403