Opinión Bolivia

  • Diario Digital | viernes, 21 de enero de 2022
  • Actualizado 03:34

Naabol opera, pero con sueldos demorados y sin servicio de limpieza

Los extrabajadores de Aasana que fueron recontratados aún no son remunerados económicamente y sus instalaciones de trabajo no están en buenas condiciones.
Perros deambulan por las instalaciones de ex Aasana. NOÉ PORTUGAL
Perros deambulan por las instalaciones de ex Aasana. NOÉ PORTUGAL
Naabol opera, pero con sueldos demorados y sin servicio de limpieza

Los baños están sucios, perros callejeros pasean por los pasillos y ya no hay militares en la puerta. En esas condiciones está Navegación Aérea y Aeropuertos Bolivianos (Naabol) en Cochabamba, a más de un mes de la supresión de la Administración de Aeropuertos y Servicios Auxiliares a la Navegación Aérea (Aasana).

La nueva entidad garantiza las operaciones de navegación aérea y servicios aeroportuarios en Cochabamba, pero en medio de al menos dos deficiencias que afectan de manera directa a sus funcionarios: ausencia de servicio de limpieza y salarios retrasados.

Este medio de comunicación recibió una serie de denuncias sobre la situación de la nueva empresa en Cochabamba. Una de ellas tiene que ver con el servicio de limpieza, que supuestamente está suspendido desde que Aasana se suprimió. 

Al respecto, el director regional interino de Naabol, Jorge Aldunate, explicó que están en proceso de transición y no pueden hacer contratos directos, por ejemplo, con empresas de limpieza, ya que deben cumplir obligaciones del sistema de administración pública.

Aclaró que en unos días este servicio será restituido, “posiblemente hoy o mañana ya tengamos todo eso solucionado”. Entre tanto, durante un recorrido por Naabol Cochabamba, OPINIÓN constató que los baños están sin aseo. Extraoficialmente se conoce que el personal está considerando llevar sus implementos para asumir esa tarea y poner en orden al menos sus oficinas.

Otra queja sobre Naabol es que no hay seguridad. A la llegada al lugar, se evidenció que el ingreso está sin militares ni otros guardias, aunque Aldunate dijo que tienen un solo sereno.

Esta limitación en cuanto a la seguridad, según la denuncia, hace que recurrentemente personas ajenas ingresen a las oficinas de Naabol, algunas confundiéndolas con Sabsa. Inclusive, perros callejeros pasean por los pasillos.

SALARIOS

Por otro lado, se denunció que el personal recontratado aún no es remunerado económicamente, a poco de cumplirse la primera quincena de este mes.

Sobre esto, Aldunate dijo que “hoy o mañana” pagarán al personal. Añadió que antes, con la “organización autónoma” de ex Aasana los trabajadores esperaban hasta tres meses y les pagaban por partes.

Aldunate remarcó que la política en este proceso de transición es garantizar las operaciones aéreas bajo estándares de las normas internacionales.