Opinión Bolivia

  • Diario Digital | viernes, 03 de abril de 2020
  • Actualizado 18:31

Murillo llama sinvergüenza a Director del SEDES y amenaza con llevarlo a la cárcel

Esther Soria y Eddy Calvimontes aseguraron que la Villa Olímpica no reúne las condiciones para recibir a 157 cochabambinos que volvieron de Chile.

El ministro Arturo Murillo en conferencia de prensa.
El ministro Arturo Murillo en conferencia de prensa.
Murillo llama sinvergüenza a Director del SEDES y amenaza con llevarlo a la cárcel

El ministro de Gobierno, Arturo Murillo, llamó hoy sinvergüenza al director del Servicio Departamental de Salud (SEDES), Eddy Calvimontes, porque presuntamente no está cumpliendo su trabajo de precautelar la salud en Cochabamba. Además, amenazó con llevarlo a la cárcel.

El Gobierno central  habilitó la ex Villa Olímpica para recibir a 157 migrantes que volvieron de Chile y están en cuarentena. Murillo advirtió con cárcel a quien se resista, incluyendo la gobernadora de Cochabamba, Esther Soria y al Director del SEDES.

Calificó de reacciones políticas las observaciones realizadas por la gobernadora Esther Soria quien en las últimas horas pidió más ítems y presupuesto para atender la emergencia. 

Hace unos minutos, Soria también señaló que hubo descoordinación con el Gobierno central porque desconocían que la exVilla Olímpica iba a ser habilitada como centro de cuarentena. 

La Gobernadora  expresó su molestia  tras el arribo y aislamiento de 157 ciudadanos que llegaron desde Pisiga, Chile. Sostuvo que la ex Villa Suramericana “no está preparada” para atender los casos que llegaron y que recién hoy se iba a realizar una inspección al sector.

“Nosotros no conocíamos hasta las 8:30 que estaban llegando buses hasta la villa. Ayer tuvimos reunión con el Gobierno y teníamos previsto hacer hoy la inspección y tener en estos días el sector. Otra inspección era Tolata y condominios Bartolinas. Lamento la mala coordinación, nos han agarrado desprevenidos. Seguramente será responsabilidad de las instancias que están manejando esto”, dijo.

Murillo señaló que era de conocimiento del director del SEDES la propuesta de habilitar la exVilla Olímpica como centro de cuarentena y que en su momento no dijo que no estaba en condiciones.

“Hay algunas personas que se resisten. Lo siento, se usará la fuerza pública si es necesario. No estamos viniendo a preguntar si por favor pueden recibirlos. Aquí se acata y obedece las órdenes. No puedo por mi capricho poner en riesgo la vida de ningún boliviano. Quienes se opongan se exponen de 1 a 10 años de cárcel y pediremos que sea 10 la sanción”.

Agregó que tiene la orden expresa de la presidenta Jeanine Áñez de “salvar vidas”. 

Agregó: “Nos han dicho que en la ex Villa Olímpica no ha agua, entonces hay que habilitar los carros cisterna. Que no sean sinvergüenzas. Los voy a meter presos”.