Opinión Bolivia

  • Diario Digital | martes, 26 de enero de 2021
  • Actualizado 07:13

Cinco municipios refaccionan y equipan escuelas para el 2021

Algunas adquieren inmobiliario, otras realizan mantenimiento, a pesar de que aún no se definió si la modalidad de estudio será presencial o a distancia.
Un albañil pavimenta un área deportiva de un establecimiento educativo. Archivo
Un albañil pavimenta un área deportiva de un establecimiento educativo. Archivo
Cinco municipios refaccionan y equipan escuelas para el 2021

La reanudación de las labores educativas en 2021 aún está en duda, debido a la pandemia, pero hay cinco municipios de Cochabamba que se anticipan a las determinaciones de las autoridades sanitarias y alistan infraestructuras y equipamiento para el retorno de los estudiantes a clases.

Aiquile, Pojo, Tiquipaya, Vacas y Cercado son municipios cuyos proyectos educativos figuran en el Sistema de Contrataciones Estatales (Sicoes) y están próximos a ejecutarse.

Las alcaldías de esos territorios están enfocadas en dos ámbitos, la provisión de equipamiento y el mantenimiento de sus establecimientos educativos.

El monto económico que destinan a esas áreas, en la mayoría de los casos, es elevado. Por ejemplo, Aiquile (a 193 kilómetros de la ciudad de Cochabamba) presupuesta más de 189 mil bolivianos para la compra de equipos que le permitan implementar el bachillerato técnico humanístico en la unidad educativa Faustino Suárez.

Sobre este proyecto, el Documento Base de Contratación (DBC) especifica que la intención es adquirir, en total, ocho ítems tecnológicos. Los más importantes son computadora, una impresora multifuncional y un escáner.

Con estos componentes, los estudiantes de sexto de secundaria podrán obtener, además de sus diplomas de bachillerato, títulos como técnicos informáticos.

POJO

Este municipio, situado a más de 200 kilómetros de la ciudad de Cochabamba, también está enfocado en mobiliario.

De acuerdo con el DBC que está publicado en Sicoes, la Municipalidad tiene más de 167 mil bolivianos para equipar la unidad educativa Venancio Loss.

Algunos requerimientos que tienen los estudiantes de ese establecimiento son pupitres. La intención es adquirir 360.

Estas piezas serán para secundaria y, según las especificaciones de las autoridades, tienen que ser de madera y metal. La intención es pagar hasta 460 bolivianos por cada silla.

TIQUIPAYA

La Alcaldía de esta municipalidad prioriza el mejoramiento de la infraestructura de la unidad educativa técnico humanística San Rafael, que fue afectada por la mazamorra de 2019.

Presupuestaron más de 176 mil bolivianos para la reposición de un muro de contención del lado oeste y la construcción de una pared de ladrillo visto para el lado sud de ese establecimiento.

Ese colegio, al estar en cercanías de la torrentera Taquiña, fue afectado con material de desborde, como barro y piedras. Actualmente, no tiene muros que lo protejan.

Para garantizar la estructura, el muro del lado oeste será de hormigón ciclópeo, que es un concreto simple en cuya masa se incorporan grandes piedras o bloques, no contiene armadura. “Estas obras permitirán que la unidad educativa San Rafael tenga la seguridad deseada para futuras contingencias o desbordes de la torrentera Taquiña”.

La obra estará lista para la gestión 2021.

VACAS

Esta Alcaldía prevé una auditoría externa de cierre técnico financiero de proyectos como la construcción de aulas de la unidad educativa Rodeo, que fue financiada con recursos de la Unidad de Proyectos Especiales (UPRE).

CERCADO

La Municipalidad está el proceso de adquisición de equipos electrónicos para la unidad educativa Siglo XX de la Organización Territorial de Base (OTB) Valle Hermoso.

Tiene más de 54 mil bolivianos para concretar esa compra.