Opinión Bolivia

  • Diario Digital | viernes, 18 de septiembre de 2020
  • Actualizado 13:10

El municipio de Tiraque afrontó solo un incendio de cuatro días

La Alcaldía movilizó a todos sus funcionarios, inclusive concejales, para sofocar el fuego. La Gobernación no pudo llegar hasta allá por el bloqueo; la intervención aérea tampoco fue posible porque algunas piezas del Bambi Bucket cumplieron su ciclo.

Incendio en Tiraque. CORTESÍA
Incendio en Tiraque. CORTESÍA
El municipio de Tiraque afrontó solo un incendio de cuatro días

El municipio de Tiraque, a 56 kilómetros de la ciudad de Cochabamba, ardió cuatro días y se batió solo para sofocar un incendio que acabó con la vida de cinco personas y dejó a siete niños en la orfandad.

A pesar de los pedidos de auxilio del alcalde de Tiraque, Eduardo Camacho, nadie acudió. La primera autoridad movilizó a todo su personal, incluso los concejales, para que ayuden a controlar el fuego que inició el lunes 10 de agosto y se prolongó hasta el jueves.

Camacho dijo que, cuando un municipio se ve rebasado por este tipo de siniestros, debe notificar a la Secretaría de la Madre Tierra de la Gobernación para que envíe grupos de primera respuesta. La autoridad siguió ese procedimiento, pero, le negaron ayuda porque los bloqueos impedían que el personal se desplace hasta el lugar.

Contó que él les explicó que había rutas alternas para llegar, pero “faltó voluntad”. Murieron cinco personas y el fuego avanzó a otro municipio.

Cuando las llamas alcanzaron hasta cinco metros de altura, la Alcaldía volvió a acudir a las autoridades para que intervengan con el Bambi Bucket, es más, “hasta les he garantizado recursos de contraparte para que el helicóptero venga, porque era imposible acercarse al fuego”.

Supuestamente, la Gobernación y Defensa Civil le respondieron que “los ganchos de Bambi Bucket cumplieron su siclo de vida”.

Después de mucha insistencia, “nos hemos agotado y se optó por precautelar las vidas y dejar arder la vegetación”.

Hasta el cierre de esta edición, las autoridades de Tiraque continuaban evaluando las hectáreas afectadas por el siniestro.

Las únicas cifras certeras hasta el momento son los cinco muertos, siete huérfanos y dos heridos.

CAMPAÑA

La Alcaldía de Tiraque está en una campaña para recaudar fondos para los pequeños que perdieron a sus padres en el siniestro. La menor de todos tiene tres años de edad.

El Alcalde contó que sus papás fueron devorados por el fuego. Se metieron entre las llamas para rescatar las mangueras que usaban para regar sus cultivos, pero no lograron salir.

Los niños viven en Cayarani Bajo y lo único que sus progenitores les dejaron son unas plantaciones de haba que cosecharían en breve para ir a vender y generar ingresos económicos para la familia.

Los pequeños necesitan víveres y recursos para seguir adelante. El Alcalde de Tiraque garantizó que, mientras esté en el cargo, entregará una parte de su sueldo a los pequeños, pero no será suficiente.

Para cualquier envío económico o víveres, contactarse al celular 67409756.