Opinión Bolivia

  • Diario Digital | domingo, 20 de junio de 2021
  • Actualizado 08:11

LA MUNICIPALIDAD DEBE MÁS

Autoridades dejan deudas a constructores y proveedores

En la Gobernación se debe a préstamos para proyectos. En la Alcaldía de Cochabamba se incluyen demoras por procesos penales.
Las autoridades salientes, el alcalde Iván Tellería y la gobernadora Esther Soria.      NOÉ PORTUGAL
Las autoridades salientes, el alcalde Iván Tellería y la gobernadora Esther Soria. NOÉ PORTUGAL
Autoridades dejan deudas a constructores y proveedores

La Alcaldía de Cochabamba tiene más deudas que la Gobernación del departamento; y eso será parte de la herencia que las autoridades salientes dejan a las electas.

La posesión de las nuevas autoridades está prevista para el 3 de mayo, de acuerdo con el cronograma electoral del Órgano Electoral Plurinacional (OEP).

La transición implica que las nuevas autoridades asuman la administración de las alcaldías y la Gobernación, y esto incluye heredar deudas. La gobernadora saliente Esther Soria dejará la institución departamental en manos de Humberto Sánchez, ambos son del Movimiento Al Socialismo – Instrumento Político por la Soberanía de los Pueblos (MAS-IPSP). En el caso del Gobierno Autónomo Municipal de Cochabamba (GAMC), el alcalde saliente es Iván Tellería, del Movimiento Demócrata Social (Demócratas), quien entregará la institución a Manfred Reyes Villa de la alianza Fuerza Republicana Democrática Nacional (Súmate).

Las autoridades electas, el alcalde Manfred Reyes Villa y el gobernador Humberto Sánchez.

HASTA POR TEMAS PENALES En la Alcaldía de Cochabamba, en la actualidad, hay deudas a las empresas constructoras, a proveedores de materiales y otros, y hasta los sueldos de los consultores.

El alcalde Tellería manifestó que, por un lado, están las deudas con empresas constructoras; sin embargo, aclaró que existe documentación clara y legal y que los constructores pueden confiar.

La Municipalidad adeuda un total de 55 millones de bolivianos a más de una centena de empresas que ejecutaron obras durante los años 2018, 2019 y 2020. El lunes anterior hubo bloqueos y una protesta en la Plaza Principal 14 de Septiembre, con vehículos en los que se exponían carteles reclamando por estas deudas. Las autoridades se reunieron con representantes de este sector y se determinó un cuarto intermedio hasta este 13 de abril.

Las empresas informaron que se trata de más de 100 empresas perjudicadas, que cada una ejecutó entre dos y tres proyectos. Entre las obras que realizaron están la instalación de alcantarillado, agua potable, tanques elevados, centros culturales, puentes y otros trabajos de costos menores a un millón de bolivianos, que la Alcaldía puede licitar de manera directa, sin la autorización del Concejo Municipal.

La deuda de proyectos devengados, ya concluidos, es de 26 millones de bolivianos y el restante corresponde a obras de continuidad.

Tellería aseguró que los pagos serán posibles, aunque dio a entender que tal vez los concluya el próximo Alcalde, aclarando que los contratos son con la Alcaldía como institución.

“Se están re programando los pagos. La autoridad que esté está en la obligación de pagar; sólo que hubo recortes de las tres fuentes del municipio, y todo el mundo lo sabe. Lo que estamos queriendo es coordinar y garantizarles el pago”, sostuvo, y añadió que estos detalles también serán de conocimiento de la comisión de transición.

“Algo que debo indicar como autoridad saliente es que todas las obras, todos los contratos, se han hecho con el Gobierno Autónomo y la próxima autoridad, estoy seguro que va a pedir incluso auditorías, porque así lo ha manifestado públicamente; esas empresas deben tener todo el respaldo”, expresó.

La autoridad reconoció que también hay retrasos de pago por problemas judiciales. Uno de esos es el caso Huawei, por supuestas irregularidades en la implementación de cámaras de seguridad en el proyecto “Cochabamba ciudad segura, ciudad inteligente”.

Los procesos penales instaurados contra exautoridades frenaron pagos, debido a las investigaciones; y esas son parte de las deudas a los proveedores.

Entre los casos más sobresalientes están los referidos a la entrega de mochilas escolares en diferentes gestiones y la provisión del desayuno escolar también en años anteriores. Entre otros están los millonarios proyectos del distribuidor vehicular Quintanilla, que antes costaba 96 millones de bolivianos e incrementó a 108 millones; unidades educativas; y el horno crematorio instalado en julio de 2020 en el Cementerio General de la ciudad.

“Esos temas ya no son tuición del municipio”, dijo, justificando la situación. 

Otra de las deudas pendientes es el pago de los sueldos de los consultores, quienes continúan en funciones.

“Hay retrasos. De enero se ha logrado a cumplir; hay demora con febrero y marzo. Esperemos ya ir culminando poco a poco, porque los consultores están trabajando. Es un derecho también que ellos deben exigir su salario”, manifestó.

Argumentó todas las demoras con la falta de recursos, por los recortes presupuestarios. Recordó que hubo 300 millones de bolivianos menos en el presupuesto municipal. “Si tuviéramos un ingreso de unos 150 millones de bolivianos, estaríamos pagando casi todas nuestras deudas; por eso es el retraso”.

Sobre las planillas de sueldos de los funcionarios municipales, informó que están al día.

Las autoridades municipales entrantes adelantaron que realizarán auditorías, para conocer en detalle la situación de la Municipalidad.

A LAS FINANCIERAS Respecto a las deudas en la institución departamental, la gobernadora Soria informó que no tienen los problemas que se registran en la Alcaldía y que no tienen conflictos con las empresas que ejecutaron proyectos.

“Vamos a poder pagar a las empresas. En el informe de gestión que hicimos ante el pleno de la Asamblea y la población, hemos mostrado la realidad de la Gobernación”, explicó.

La autoridad detalló que todavía existen planillas por pagar y que se adeudan desde la gestión 2020.

“Lo estamos haciendo con el diferimiento de la deuda que nosotros hemos podido, y también la asamblea, aprobar”.

Se trata de deudas por proyectos que se Ejecutan en las diferentes regiones.

Enfatizó que no existen deudas por procesos penales o denuncias por irregularidades. Acotó que los pagos pendientes son, al igual que en la Alcaldía cochabambina, por los recortes de recursos.

Por su lado, el asambleísta Daniel Torres, del MAS-IPSP, manifestó que los pagos que se mantienen corresponden a deudas adquiridas para diferentes proyectos con instituciones financieras.

“Sin embargo, eso se está cumpliendo en cada en cada inicio de año. Se presupuestó para cancelar las deudas. Pero, con contratistas, no tenemos conocimiento (que haya deudas)”.

En el informe de gestión de 2020 se expuso la situación presupuestaria.

De acuerdo con el detalle de presupuesto de gastos del Gobierno Autónomo Departamental, el monto que tuvo la Gobernación hasta fines del año pasado fue de 1.513.940.861 bolivianos, y se ejecutó 73.26% del total.

En el detalle de ese cuadro, la deuda aparecía con un monto con un monto pagado de 67.008.941 bolivianos, de un total de 76.468.125 bolivianos.

En el mismo informe, en los presupuestos no ejecutados aparecían las planillas de avances de obras y adquisición de algunos materiales. En aquella fecha, el subtotal de planillas no canceladas era de 7.538.844 bolivianos, por concepto del mejoramiento de la avenida Reducto en el tramo Cuatro Esquinas a Montecillo (Cuatro Esquinas – Tiquipaya), la construcción del camino en Bulo Bulo, la construcción del puente vehicular en la avenida Ecológica para los distritos 5 y 6, la construcción de infraestructura multimodal para la atención a niños en situación de calle y drogodependencia, una aducción, el programa para el museo departamental para lo cual se adquirieron planchas metálicas de soporte y el mantenimiento y reparación de vehículo de la secretaría de la madre tierra.

Sobre este informe, el asambleísta demócrata Mario Orellana explico que “lo más seguro” es que este primer trimestre, esas cifras ya hayan cambiado y se haya realizado pagos.

Está previsto que la Gobernadora realice un informe a fin de mes en el que se expondrá la situación de la institución que se entregará al nuevo Gobernador.