Opinión Bolivia

  • Diario Digital | viernes, 18 de septiembre de 2020
  • Actualizado 23:03

LIMBERT GUZMÁN VÁSQUEZ TENÍA 20 AÑOS

Un muerto y 90 heridos en la Llajta por enfrentamientos

Grupos afines al MAS y vecinos chocan en 7 puntos de la ciudad y el Valle Bajo por casi 10 horas.
Una de las peleas registradas ayer en Cochabamba. Ayar Wari
Una de las peleas registradas ayer en Cochabamba. Ayar Wari
Un muerto y 90 heridos en la Llajta por enfrentamientos

La jornada de ayer fue la más violenta de estos 17 días de movilizaciones en el departamento de Cochabamba. Por casi 10 horas, los grupos enfrentados sembraron terror entre los vecinos en siete puntos de la ciudad y el municipio de Quillacollo.

El saldo de los ataques fue de un muerto y 90 heridos. Limbert Guzmán Vásquez, de 20 años, sufrió un paro cardiorespiratorio y fue reanimado por más de 20 minutos, pero vanos fueron los esfuerzos del personal médico. Murió a las 20:45. Según el informe del hospital Viedma llegó con un Traumatismo Encéfalo Craneano (TEC) y muerte cerebral, durante el enfrentamiento en el río Huayculi, a la altura del kilómetro 10 de la avenida Blanco Galindo, en Quillacollo, con grupos de organizaciones sociales afines al Movimiento Al Socialismo (MAS). 

EN EL BLOQUEO Limbert se encontraba bloqueando desde hace una semana en este lugar con sus amigos. 

Según sus familiares, era estudiante del colegio Félix Capriles. Este año debía salir bachiller y quería estudiar Ingeniería Civil. Vivía en la zona sur de la ciudad (Alto Cochabamba) y desde ahí se trasladaba todos los días a este punto de bloqueo. Era de escasos recursos y huérfano de madre.

Cerca del mediodía, participó de los enfrentamientos con quienes intentaban desbloquear la vía. Las organizaciones del MAS llegaron de los municipios de Pojo, Tapacarí, entre otros, según algunos de los documentos que se encontraron en su poder. Videos en las redes mostraron su arribo en flotas y camiones y posterior movilización por la avenida.

Los combates con piedras, palos y petardos, entre otras armas contundentes se prolongaron por más de una hora. Limbert fue auxiliado primeramente a un centro médico de Quillacollo, pero por la gravedad de su caso fue trasladado al hospital Viedma, donde falleció. 

REACCIONES El presidente Evo Morales expresó su pesar y llamó a la paz social en su cuenta de Twitter.

“Expreso mi profundo pesar por el fallecimiento del joven Limbert Guzmán, víctima inocente de la violencia promovida por grupos políticos que alientan el odio racial entre hermanos bolivianos. Reitero mi llamado a la paz social para devolverle la tranquilidad a nuestro pueblo”.

Comunidad Ciudadana (CC) también emitió un comunicado en Facebook para lamentar la pérdida irreparable, “quien se convierte en mártir de la democracia”.

Este joven es la tercera víctima mortal en el país. Otros dos murieron en Montero (Santa Cruz) la semana pasada tras un ataque con armas de fuego. También pertenecían a grupos de vecinos y bloqueadores que exigen la renuncia del presidente Evo Morales y una nueva elección sin su participación.

MARCHAS Y VIOLENCIA Muy temprano, el transporte urbano se sumó al paro con bloqueos. Cerca de las 9:00, en la plazuela Bush, donde se encuentra la sede de las Seis Federaciones del Trópico se produjo enfrentamientos entre los grupos del MAS y la Resistencia Juvenil Qochala, identificada por su presencia en motocicletas. 

El enfrentamiento continuó en la avenida 16 de Julio y Heroínas. 

El ingreso de las mujeres en una marcha que recorrió diferentes puntos de la ciudad, a la cabeza de un grupo de varones con palos y otros objetos,  también fue con incidentes. Los vecinos atemorizados alertaron de su agresividad. En el cruce de las avenidas Ayacucho y Heroínas,en su intento de desbloqueo protagonizaron un combate violento que continuó en la plaza 14 de Septiembre contra la Federación de Fabriles, que estaba movilizada. Más de una decena de heridos fueron trasladados a diferentes centros médicos. 

Pasado el mediodía, la revuelta llegó al puente Huayculi. El Defensor del Pueblo, Nelson Cox, reportó 90 heridos en toda la jornada con lesiones graves y leves producto de la golpiza con palos, puños y piedras. Estaban ensangrentados y fueron evacuados en ambulancias. Los vecinos de Quillacollo se mostraron indignados por la llegada de los movimientos sociales que, según denunciaron a este medio, ingresaron por la fuerza a sus domicilios, destrozaron autos y los amenazaron. En ese momento aún ardía la motocicleta de una persona que trabajaba de mensajero y que fue atacado por los movimientos sociales. Contó que no tuvo más remedio que escapar escalando paredes y saltando techos “para no morir”. Las personas concentradas en el lugar, agradecieron la presencia de los grupos de jóvenes en motocicleta, que evitaron más ataques e hicieron retroceder al sector contrario. Algunos se quedaron atrás y fueron retenidos por los movilizados. La Policía rescató a algunos,  en medio de una lluvia de golpes, y otros fueron evacuados a hospitales. A uno le despojaron de su ropa.

La jornada tuvo otros embates en la zona norte y cerca de la laguna Alalay.

Entrando en la página solicitada Saltar publicidad