Opinión Bolivia

  • Diario Digital | lunes, 26 de octubre de 2020
  • Actualizado 04:00

La moto quemada de la RJC ya no está en la plazuela; el grupo anuncia reposición

La motocicleta, que se encontraba en la vía pública como "símbolo" de lo acontecido en noviembre pasado, desapareció. Los miembros de la Resistencia se mostraron molestos y advirtieron que la reemplazarán, tras supuesta petición de vecinos y "Cochabamba".
La moto quemada de la RJC emplazada en la plaza de Cala Cala. 	ALEJANDRO ORELLANA
La moto quemada de la RJC emplazada en la plaza de Cala Cala. ALEJANDRO ORELLANA
La moto quemada de la RJC ya no está en la plazuela; el grupo anuncia reposición

La moto quemada y destrozada que la Resistencia Juvenil Cochala (RJC) protegía y tomaba como símbolo de "lucha" tras la convulsión social de noviembre de 2019 ya no está más en la plazuela de Cala Cala.

La agrupación se enteró de la noticia y expuso su molestia. El líder de la organización acusó directamente a la Alcaldía de Cochabamba, que supuestamente quitó el objeto del lugar público.

"En horas de la madrugada, personal de la Alcaldía, y de la manera más cobarde, retiró el monumento, que significa la lucha de los 21 días que sufrió Cochabamba, los caídos que hemos tenido y las 20 motos que hemos podido devolver", describió Yassir Molina, de la RJC, en Notivisión.

Mencionó que a pedido de los vecinos de la OTB de Cala Cala y del departamento, en general, volverán a colocar otra moto para regresar el significado de la anterior moto. "Ahora vamos a reposesionar  otra de las simbólicas motos que tenemos, a petición no solo de la RJC, sino también de la OTB de Cala Cala y Cochabamba. Contamos con informes del guardia de seguridad y vecinos. Agarraron como si fuera basura a un monumento que significa tanto para los cochabambinos", señaló el miembro del grupo.

Molina y otros miembros de dicha organización realizaron una vigilia en la plaza de Cala Cala, agrupados e ignorando las prohibiciones de circulación de la cuarentena rígida, según explicó, a la espera de las imágenes que les facilitarían para corroborar que la moto calcinada fue retirada por funcionarios de la Alcaldía.