Opinión Bolivia

  • Diario Digital | miércoles, 02 de diciembre de 2020
  • Actualizado 23:51

Mineros y padres se enfrentan por canasta escolar; Alcalde de Mizque gobierna desde Cochabamba

El municipio tiene 347 mil bolivianos para atender la demanda que deberá alcanzar a más de 5 mil estudiantes. El beneficio sería de unos 60 bolivianos para cada alumno.
Mineros destapian Alcaldía de Mizque, que estaba tomada por padres de familia que exigen canasta escolar. FOTO: Cortesía
Mineros destapian Alcaldía de Mizque, que estaba tomada por padres de familia que exigen canasta escolar. FOTO: Cortesía
Mineros y padres se enfrentan por canasta escolar; Alcalde de Mizque gobierna desde Cochabamba

Padres de familia de Mizque se enfrentaron este viernes con mineros por los recursos para la dotación de la canasta estudiantil. En tanto, el alcalde Melecio García, se encuentra cumpliendo funciones desde el municipio de Cochabamba.

Este viernes, cuando se cumplía la cuarta jornada de tapiada de la Alcaldía se tornó violenta tras que mineros usaran dinamitas para derribar los ladrillos que habían puesto los padres de familia exigiendo los recursos de la canasta escolar, de acuerdo con la denuncia de los movilizados.

Al respecto, el Alcalde negó, en entrevista con Red Uno, haber organizado grupos de choque con los mineros para afectar la movilización de los padres de familia.

Presume que ese sector acudió a la Alcaldía para realizar algunas gestiones, pero al encontrarse con la infraestructura tapiada reaccionó y se produjo el conflicto.

Asimismo, manifestó que continúa cumpliendo con sus funciones desde una oficina enlace de la Mancomunidad en el municipio de Cochabamba.

Indicó que tuvo que salir de Mizque resguardando su integridad física y denunció que es sujeto de discriminación en varias reuniones.

Sobre el conflicto por las canastas escolares, señaló que la pandemia evitó recaudar los montos que se habían inscrito en el Plan Operativo Anual (POA) y que los recursos fueron destinados a la atención de la pandemia de la COVID-19.

Añadió que, en una reunión con los padres de familia, habían acordado destinar el 25% de recursos del IDH que transfirieron al municipio para atender la demanda de seguridad alimentaria. Sin embargo, dijo que los movilizados rechazaron la propuesta en una nota y frenaron la aprobación de la ley.

Según una carta de los padres de familia, ellos rechazaron el acuerdo debido a que el Alcalde inició acciones legales en contra de algunos representantes del sector incumpliendo el trato al que habían llegado.

García dijo que ese 25% de los recursos que les transfirieron equivale a 347 mil bolivianos que tendrían que distribuirse en una canasta escolar para más de 5 mil estudiantes, es decir, el beneficio sería de unos 60 bolivianos para cada estudiante.

En tanto, los padres de familia movilizados sostienen una reunión en la plaza de Mizque y exigen la renuncia del Alcalde.