Opinión Bolivia

  • Diario Digital | lunes, 30 de marzo de 2020
  • Actualizado 21:28

Mérida dice que no renunciará y espera que "se haga justicia"

Mérida lleva un año y siete meses suspendido, pero dijo que sus procesos fueron armados por autoridades del Movimiento Al Socialismo (MAS).

El alcalde suspendido de Quillacollo, Eduardo Mérida.
El alcalde suspendido de Quillacollo, Eduardo Mérida.
Mérida dice que no renunciará y espera que "se haga justicia"

El alcalde suspendido de Quillacollo, Eduardo Mérida, pidió a las autoridades gubernamentales, de transición, que garanticen el retorno del estado de derecho a Bolivia. 

Mérida lleva un año y siete meses suspendido, pero dijo que sus procesos fueron armados por autoridades del Movimiento Al Socialismo (MAS).

“Estos procesos armados el día de hoy, gracias a la justicia, se están cayendo y cuando los golpistas de la Alcaldía no pueden sustentar en su desesperación quieren pegar a jueces y fiscales. El estado de derecho debe retornar, yo no quiero favores políticos quiero justicia” indicó de acuerdo con un boletín de prensa.

Calificó como una "aberración jurídica" su suspensión por el presunto delito electoral sin una sentencia condenatoria ejecutoriada. También dijo que es el único que tiene dos procesos por un mismo hecho, eso implica dos detenciones y dos arraigos.

“Mi detención es injusta, no tiene fundamento jurídico, es totalmente ilegal, el daño no me lo hicieron a mi, sino a esa población que depositó su voto. Por respeto a mi población no voy a renunciar, voy a esperar tranquilo a que la justicia se imponga ante las mentiras del MAS”, concluyó.