Opinión Bolivia

  • Diario Digital | sábado, 24 de septiembre de 2022
  • Actualizado 16:17

Mercados en la Llajta: con cables viejos, sin hidrantes ni protocolo de atención ante incendios

Ante el temor de sufrir un siniestro de la magnitud del mercado Mutualista en Santa Cruz, los comerciantes de los centros de abasto La Pampa y Fidel Araníbar piden a la Intendencia y a la Alcaldía acciones concretas para enfrentar los problemas.

Así luce una de las casetas del mercado La Pampa, donde se registró un incendio . NOÉ PORTUGAL.
Así luce una de las casetas del mercado La Pampa, donde se registró un incendio . NOÉ PORTUGAL.
Mercados en la Llajta: con cables viejos, sin hidrantes ni protocolo de atención ante incendios

Una chispa fue suficiente para despertar la alerta y el miedo a perderlo todo en el mercado La Pampa. Ello debido a que hoy,  un incendio en dos casetas develó múltiples ausencias para atender este tipo de eventos en los principales puestos de venta de la Llajta. Entre los más importes sobresalen que los mercados no tienen hidrantes, los comerciantes no cuentan con protocolos para atención de incendios, los pasillos están abarrotados de mercadería y la proliferación de los comerciantes ilegales hace imposible el ingreso de carros bomberos a la zona.

Estas son algunas de las limitaciones y falencias detectadas por el dirigente del mercado La Pampa, Edwin Romero, quien lamentó que esta sea una realidad que se replica en todos los mercados de Cochabamba.

La dirigente de los gremiales del mercado Fidel Araníbar, Helen Rodríguez, indicó que a los problemas indicados se adiciona la carencia de hidrantes, los cuales desaparecieron de los mercados a raíz de la ocupación de las calles.

A ello se suma, también, que toda la red de cableado que existe en los mercados es “lamentable”, puesto que hay algunos que llevan 55 años sin ser cambiados o “están colgando”. “Están secos, casi pelados. Es un peligro”, lamentó.  La dirigente explicó que la renovación debe ser realizada por la Empresa de Luz y Fuerza Eléctrica Cochabamba (ELFEC) a solitud de la Alcaldía; sin embargo, el municipio no realizó dichas gestiones.

Los problemas crecen, puesto que para realizar alguna mejora al respecto, los vendedores deben solicitar un permiso ante la Intendencia, cuya solicitud demora cinco días en ser respondida e implica un pago de timbres por parte de los gremiales.

“Es una burocracia. Antes no había esto, nos daban permiso a simple llamado”, dijo la dirigente del mercado Fidel Araníbar.

EXTINTORES A MEDIA MÁQUINA

En algunos mercados existen balones extintores destinados a la lucha contra el fuego que fueron adquiridos por los propios comerciantes. Sin embargo, la mayoría de los que hay en el mercado La Pampa está en sitios elevados y es inaccesible. Otros se encuentran bajo llave y candado, y algunos más, vencidos.

En el mercado Fidel Araníbar existen 22, uno por cada pasillo. Sin embargo, solo funciona la mitad. Los 22 serenos que vigilan el sector por la noche son los responsables de su uso.

INCENDIOS PREVIOS

Hace cinco meses, el sector de misturas, ubicado en las calles Barrientos y Punata del mercado Fidel Araníbar, sufrió un incendio que, afortunadamente, fue controlado de inmediato por los serenos que cuidan el sector.

A pesar de que no fue de gran magnitud porque fue atendido rápidamente, Rodríguez, la dirigente del sector, informó que pudo haber sido catastrófico por el material de alta combustión.  Lamentó que estos hechos sean, presuntamente, producto “del negociado que hubo al vender las calles” en el sector, ya que estos comerciantes no son legales.

MEDIDAS Y ESTADO DE EMERGENCIA

Con miras a encarar estos problemas y evitar tragedias, como la ocurrida en el mercado Mutualista de Santa Cruz, los gremialistas del mercado La Pampa sostendrán una reunión con la Intendencia, mañana, a fin de trazar acciones y protocolos conjuntos. Romero pidió a la Intendencia  controles periódicos para que las calles estén expeditas; también solicitó una inspección a fin de verificar que los pocos extintores disponibles funcionen.

Por su parte, la dirigencia del mercado Fidel Araníbar tiene previsto declararse en emergencia ante la falta de seguridad y mejoras para el sector gremial. Solicitarán hoy una audiencia con el alcalde Manfred Reyes Villa y la Intendencia para enfrentar el problema. También tienen agendada una reunión de emergencia con los principales mercados de la ciudad para unir fuerzas frente a este problema que hoy despertó la alerta de todos los cochabambinos.