Opinión Bolivia

  • Diario Digital | martes, 07 de febrero de 2023
  • Actualizado 19:38

KTAXI, INDRIVER, URBANO

Al menos tres aplicaciones permiten servicio de taxis en Cochabamba

De acuerdo con la información proporcionada por los responsables de estas empresas, hay centenas de vehículos que trabajan con ellos.
Un conductor de Ktaxi, junto a su vehículo.        DICO SOLÍS
Un conductor de Ktaxi, junto a su vehículo. DICO SOLÍS
Al menos tres aplicaciones permiten servicio de taxis en Cochabamba

Solicitar un taxi utilizando el celular, saber el nombre del conductor, el vehículo que irá por el pasajero y el costo del recorrido son parte de las características que tienen en común al menos tres aplicaciones que operan en Cochabamba.

Ktaxi, inDriver y Urbano son aplicaciones de transporte habilitados para brindar servicios en Cochabamba. Los usuarios pueden descargarlas en sus celulares de manera gratuitas.

En algunas aplicaciones, tras la solicitud de taxi aparece el costo del viaje. Sin embargo, en otras es posible hacer una especie de regateo, porque se negocia el costo del recorrido. En todos los casos, el usuario conoce el monto a pagar antes de elegir al conductor.

LOS PASOS Hay 8 pasos a considerar:

1 Los usuarios que deseen utilizar cualquiera de las aplicaciones, o distintas, deben descargarlas gratis en sus teléfonos móviles.

2 Suelen pedir el registro del usuario, con datos como el correo electrónico y el número de celular, para que los conductores también identifiquen al pasajero cuando van por él. El registro no demora.

3 Después, la persona está habilitada para pedir un taxi.

4 Al empezar la solicitud, la aplicación identifica el lugar donde se encuentra el pasajero, quien debe elegir el punto hasta donde requiere trasladarse.

5 Luego de pedir el taxi, aparecerán los modelos de vehículos y placas, además de las fotografías de los conductores y sus nombres para que, entre esa oferta, el cliente elija. El usuario sabrá el costo de la carrera antes de confirmar la solicitud.

6 Mientras llega el motorizado, se puede ver su recorrido en el mapa.

7 Desde que se aborda el taxi y durante el viaje, también es posible seguir en recorrido en el mapa y hasta compartirlo como una medida de seguridad.

8 Al llegar a destino, el pasajero puede calificar el servicio. En todos los casos, la calificación se realiza de una a cinco estrellas y agregar comentarios.

Son parte de estos servicios conductores que tienen vehículos particulares, pero también otros de empresas de radio móviles.

Estas empresas permiten el servicio de taxi con solicitudes a través de una App que capta a los móviles más cercanos en la ciudad.

KTAXI La aplicación de Kataxi tiene servicio en Tarija, Sucre, Santa Cruz, Cochabamba y La Paz. Operan desde diciembre de 2018 en la ciudad.

Esta aplicación se originó en Ecuador y tiene presencia en más de 15 ciudades de ese país. También opera en Colombia y Perú.

Los vehículos están identificados con logotipos de color naranja.

El gerente regional de Ktaxi, Ever Gálvez, informó que, en la actualidad, tienen alrededor de 750 conductores, quienes se conectan en diferentes horarios.

Entre los servicios que ofrecen está el transporte de mascotas, el pago con QR, servicio vagoneta y Ktaxi Plus “con taxis modernos”.

Tienen servicio en la ciudad y analizan brindar servicio interprovincial e interdepartamental.

La cantidad de pasajeros no influye en el costo de la carrera. Sin embargo, se debe considerar que en cada vehículo pueden ir de una a cuatro personas.

Gálvez aseguró que en su empresa cuentan con licencia de funcionamiento, están registrados en Fundempresa, facturan y que están legalmente establecidos.

Resaltó que, para seguridad de sus pasajeros, Ktaxi cuenta con una oficina física en Cochabamba.

“Cada conductor tiene que llevar físicamente sus documentos, tiene que estar presente el conductor, el vehículo, tiene que haber respaldo con registro de antecedentes de la FELCC (Fuerza Especial de Lucha Contra el crimen), carnet, RUAT (Registro Único para la Administración Tributaria Municipal), licencia”, detalló.

URBANO La aplicación Urbano también detecta la ubicación del usuario utilizando el GPS del teléfono, e identifica al conductor que esté más cerca del lugar donde es solicitado.

De acuerdo con la información proporcionada en su cuenta de Facebook, “solo aceptan taxistas de confianza con coches bien conservados”.

La tarifa estimada se conoce antes de utilizar el servicio. Además, por la misma tarifa pueden viajar hasta tres personas.

El administrador de Urbano, Marco Rojas, manifestó que tienen este servicio en la ciudad desde más o menos un año.

En la actualidad, atienden en el área urbana. Cuentan con más de 100 vehículos que trabajan con esta aplicación.

Se trata de conductores independientes que, “trabajan en su tiempo libre, se conectan, prestan el servicio y, luego, se desconectan”.

Rojas manifestó que la plataforma es boliviana y que comenzó en Cochabamba.

Dijo que es un servicio privado para quienes necesitan el transporte.

“El servicio es rápido, tiene todos los datos del conductor, del vehículo, tiene la foto del conductor, la placa del auto, y es más seguro”.

Esta empresa también cuenta con una oficina física en Cochabamba.

INDRIVER En inDriver se puede negociar el costo del recorrido.

El pasajero realiza la oferta de tarifa inicial.

Los conductores tienen la libertad de aceptar. Otra opción del conductor es utilizar las opciones de contraoferta, que recibirá el pasajero y podrá aceptar. Otra alternativa para el conductor es declinar el viaje si la oferta es muy baja; en ese caso, el pasajero puede volver a hacer otra solicitud revisando su oferta de pago.

“Tanto el conductor como el pasajero tienen el poder de elegir una tarifa justa para ambos”, se expone en un video publicado en la cuenta de Facebook de esta aplicación.

Los pasajeros eligen con quien viajar, porque, por lo general, varios conductores aceptarán la carrera y se debe elegir uno.

De acuerdo con la historia compartida por esta empresa, inDriver comenzó en 2012, en Yakutsk, Rusia, “la ciudad habitada más fría del mundo”; ahí vieron la necesidad de un servicio de taxi como alternativa a otros que podrían elevar costos en fechas como Año Nuevo.

“Todos podían publicar las rutas a las cuales necesitaban viajar y sus precios, y cualquier persona que tuviera un automóvil podía ayudarlos, llevándolos de A a B por el monto acordado”.

En seis meses ya eran 60 mil personas, número que continuó en aumento.

“Se nos ocurrió una solución creativa en condiciones difíciles y la compartimos con el mundo”, se describe.

Gueddy Gonzales, quien es uno de los primeros conductores de inDriver en Cochabamba informó que el servicio está en la ciudad hace un par de años.

Informó que viajan incluso a otras ciudades, a requerimiento de los clientes.

“Alguna vez, me han pedido para ir a Oruro, y he ido. Depende de la tarifa que coloca el usuario”.

En la actualidad, existen unos 50 vehículos trabajando, entre particulares y otros de radio taxis, en más o menos un 50% de proporción.

Añadió que para los conductores “no es fácil” ser parte de inDriver, porque existe una serie de requisitos que si no se cumplen impiden que los conductores tomen carreras.

La central de esta empresa está en Rusia, y para Latinoamérica hay una en México, según Gonzales.

Entre las recomendaciones que exponen en esta empresa está la sugerencia de que el usuario, al momento de solicitar el servicio, registre el número de celular del conductor (que aparece en la App), por si la persona olvida alguna pertenencia y se pueda hacer los reclamos al instante.

Radio taxis ven competencia desleal; piden acciones de la ATT

Llamar un taxi marcando un número fijo también continúa siendo un servicio al que muchos pasajeros acuden y en el que confían.

Sin embargo, para la Asociación de Radio Móviles Cochabamba (Aramco) el funcionamiento del servicio de taxis a través de aplicaciones es una “competencia desleal”. Piden que la Autoridad de Regulación y Fiscalización de Telecomunicaciones y Transportes (ATT) regule estos servicios.

Los responsables de los servicios que operan a través de las aplicaciones de taxis reconocen que no existe una autoridad que regule su actividad de manera directa y que esto responde también a un “vacío legal”; por lo tanto, no ven su actividad restringida.

El ejecutivo de Aramco, Mauricio Leoni, destaca la importancia de la tecnología, pero también expone los perjuicios que percibe su sector.

“Es inminente que la llegada de la tecnología tiene que crear ciertos cambios y, principalmente, los cambios tienen que ir a beneficiar al usuario, no a las autoridades ni a las instituciones que solamente ven el beneficio lucrativo”.

Enfatizó que las empresas de radio móviles necesitan para funcionar: permiso de la Alcaldía, licencia de la ATT, estar limpio en la Contraloría General del Estado, Registro Judicial de Antecedentes Penales (REJAP) “limpio” del conductor, registro en Fundempresa y, en algunos casos, la autorización de la Organización Territorial de Base (OTB) a la que pertenece. Además, para que el vehículo pueda trabajar debe contar con el B-SISA (Boliviana de Sistemas de Autoidentificación), recalificación de gases, inspección técnica, tarjeta de identificación del conductor y protocolos de bioseguridad, entre otros.

“Todo eso significa un aporte al Estado (…). Todas esas exigencias las cumplimos con gusto. Pero, han aparecido las aplicaciones transnacionales; pero, ellos no tributan al Estado, trabajan con un servicio de valor agregado. Entonces, la ATT no tiene ninguna tuición”, cuestionó.

Leoni calificó la actividad como una “competencia desleal y desmedida”, que les genera dificultades en su trabajo.

“Pedimos nosotros a la ATT que regule este tema para que exista una justa competencia (…). Creemos que es necesaria la tecnología. No podemos quedarnos atrás; pero, esperamos la cooperación de las instituciones llamadas por ley, principalmente para fomentar a quienes tributamos en Bolivia, con sacrificio y esfuerzo, además de crear fuentes de trabajo directas e indirectas”.

Aclaró que los radio móviles son empresas legales y establecidas legalmente.

Respecto a los costos, el dirigente manifestó que son las mismas entre ellos y quienes operan con las aplicaciones.